2011-08-24 15:08 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid obstaculiza la justicia



En el punto número dos de dicho escrito, el Madrid reclama lo siguiente: “El Real Madrid C. F. expresa su sorpresa por el hecho de que esta investigación sea ordenada cinco días después del partido, y curiosamente escasas horas después de que el presidente del F. C. Barcelona se la reclamase públicamente a la propia Real Federación Española de Fútbol”.

Como diría Mourinho: hay dos bandos. Los que creen en la justicia y desean que ningún delito quede impune. Y los que quieren vivir al margen de la ley con libertad total para cometer fechorías sin que nada ni nadie puede frenar sus impulsos. En este segundo grupo parece haber elegido quedarse el Real Madrid, en otro tiempo muy preocupado por algún comentario que alguien pudiera haber hecho sobre el terreno de juego y que nadie escuchó, y ahora tan partidario de negar lo que ha escandalizado al mundo del fútbol en todo el planeta: la salvaje agresión de un entrenador descontrolado que no saber dominar sus nervios. ¿Debe quedar eso sin sanción? Y si Sandro Rosell está detrás de la decisión del Comité, habrá que darle las gracias. El Comité estaba obligado a actuar, a no ser que no se considere como "competición" la supercopa.



La única realidad, es que lo que hizo Mou es un delito, un atentado cobarde contra la integridad de una persona. Ese es el único verdadero delito, y por eso alguien tiene que pararle los pies al agresor porque de lo contrario este precedente puede convertir el fútbol en la ley de la selva. Bien pensado, teniendo en cuenta quien se sienta en el banquillo del Bernabéu, a lo mejor es eso lo que busca el Real Madrid, convertir el fútbol español en la ley de la selva.


Deja tu Comentario