2011-03-04 10:03 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid pierde la imbatibilidad en la Caja Mágica (77-95)



En un encuentro en el que ni italianos ni españoles se jugaban nada, pues los blancos tienen garantizado el factor cancha a favor en los cuartos de final por ser primeros de grupo y los verdinegros, líderes de su Liga, en contra por ser segundos, el Madrid sorprendió no ya por la derrota sino por la forma y la diferencia que llegó a ser de 31 puntos a ocho para el final.
El resultado de hoy se suma a dos derrotas consecutivas en la ACB ante el Power Electronics y el Blancos de Rueda, que hace que los blancos hayan perdido tres de los últimos cuatro partidos.

El Madrid ya se vio superado por el Montepaschi en el primer cuarto. Hairston destacó en los 10 minutos iniciales con 13 puntos y 15 de valoración, y dejó al descubierto las carencias defensivas de los madridistas.



Messina dio entrada a Sergio Rodríguez en el minuto 6 por Prigioni y lo sentó tres minutos más tarde por Tucker. El técnico italiano y sus jugadores no acertaban en la forma de defender a los de Siena.

Pero lo peor para el Madrid estaba por llegar. Y llegó en el segundo cuarto cuando los locales tuvieron un bajón grave en su defensa, que encajó 29 puntos entre el minuto 10 y el 20. Apenas Tomic, Llull y Mirotic se salvaron del naufragio en el equipo blanco hasta tres jugadores estaban bajo mínimos: Suárez, -1; Reyes, -2; y Rodríguez, -2.

Aradori y Lavrinovic tomaron el relevo de Hairston en la anotación del Montepaschi, sin McCalebb, Ress y Kaukenas, y sumaron, respectivamente, 11 y 7 puntos casi consecutivos, con un acierto del 78 por ciento entre todos los jugadores visitantes en tiros de dos, para llegar al descanso 23 arriba (32-55). El público despidió a los suyos con una fuerte pitada.
A pesar de un triple de Suárez en la reanudación, el Madrid no dio la sensación de poder remontar y Rakovic y el ex madridista Jaric llevaron la ventaja a 29 en distintos momentos del choque.



La defensa local mejoró, pero a buenas horas. Los de Messina se pusieron a 13 (51-74) gracias sobre todo a la reacción de Reyes, pero Fischer y Velickovic eran un lastre muy pesado en esos momentos, y Rakovic mandaba en la zona contraria.
El choque llegó decidido al último cuarto, si bien Begic destacó con 10 puntos que, al menos, sirvieron para bajar los 31 puntos de diferencia (51-82) que a ocho minutos para el final señalaba el marcador de la Caja Mágica.

Ahora espera un equipo español en la competición continental. El Power Electronics Valencia se clasificó por primera vez en su historia para los cuartos de final de la Euroliga al vencer al Fenerbahce por 82-68.




Deja tu Comentario