2011-03-05 20:03 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid post-Messina vence tras un gran segundo tiempo



 

El primer partido sin Ettore Messina en el banquillo blanco se saldó con una nueva victoria en la Caja Mágica ante un debilitado DKV Joventut (78-60). El conjunto blanco, entrenado por Emanuele Molin, rompía así una racha de dos partidos seguidos perdidos. 



El público recibió con una pitada a su equipo tras la derrota en el partido de Euroliga ante el Sienna (77-95). El Madrid recibía al DKV Joventut con la dimisión de Ettore Messina todavía en la retina. Un sector del público se marchó nada más empezar el partido por la actual situación del equipo y la marcha del ya ex técnico italiano del Real Madrid. 

El equipo catalán empezó mandando en el marcador gracias a un contundente parcial del 2-12 ante un quinteto blanco sin sorpresas. Ante Tomic fue el único jugador que anotó en los ocho primeros minutos del equipo madridista, recortando diferencias (6-14). El primer cuarto terminó con un 13-16 gracias al croata. El segundo cuarto empezó igual. El DVK seguía mandando, sólo Tomic fue capaz de frenar al cuadro catalán. Se llegó al descanso con un ajustadísimo 33-31, gracias a las individualidades del los jugadores blancos. El Madrid terminaba con malos porcentajes al descanso con un 34% en tiros de dos y un 22% en tiros de tres, pero dominando bajo el tablero.

 



El Madrid empezó a mandar en el juego tras el descanso con un gran Sergio Llull que anotó dos triples y puso la máxima diferencia del partido al anotar cinco canastas consecutivas (44-33). El Joventut iba perdiendo fuelle y el conjunto blanco lo aprovechó. Jelinek fue el encargado de recortar distancias anotando trece puntos consecutivos a falta de cinco minutos para el final. Llull y Carlos Suárez sentenciaron el encuentro a falta de tres minutos (69-57). El Madrid firmó un parcial de 15-3, logrando una diferencia de 18 puntos (78-60).

 

 

 


Deja tu Comentario