2011-06-04 21:06 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid pretende duplicar sus malas artes ante este Barça



Este es el nuevo Real Madrid, lo contrario del señorío y el saber perder, lo que nunca fue el club de Concha Espina hasta la llegada de José Mourinho. Todo comenzó en las primeras jornadas de Liga, con las teorías del villarato. Pero el discurso de Mou fue ganando capítulos y el de Setúbal llegó a acusar al calendario y a los rivales del FC Barcelona, entre otras de sus excusas. Con él, el Madrid ha pasado de tener un organigrama definido a tener un ‘Mourinhograma’ en donde él tiene todas las funciones: presidente, consejero, director deportivo (se ha cargado a Jorge Valdano aunque nos quieran vender la moto) ¡incluso de portero en el campo de entrenamiento!

El niño mimado del Ser Superior fue dañando las relaciones entre azulgranas y blancos, lazos que se terminaron de romper con las acusaciones de dopaje que lanzó una cadena de radio y que algunos entendieron que provenían de la Casa Blanca, previas al póker de Clásicos. En los Clásicos se evidenció lo que ya se sabía: la relación entre las directivas era inexistente, y entre los jugadores, también. Para más inri, los Barça – Madrid terminaron como el rosario de la aurora, con acusaciones mutuas de teatro y racismo impropias entre estos dos clubes. Los “¿por qué?” de Mourinho pusieron el broche de oro a las malas artes del técnico portugués y de ‘su’ Real Madrid. Un Mourinho que ya ha empezado a mover los hilos de los calendarios para la temporada que viene.



Entretanto, el por entonces director de Marca Eduardo Inda acusó al mejor entrenador del mundo, Pep Guardiola, de fascista y de falso después de que este culpara al forofo director de incitar a la violencia para parar a Leo Messi “por lo civil o por lo criminal”. El resultado de las palabras de Inda fue una entrada salvaje de Ujfalusi (Atlético de Madrid) que hizo temblar al mundo del fútbol al ver el tobillo de la Pulga.

¿Se imaginan una dupla formada por Mourinho e Inda? Si este año la presión desde la Central Lechera ha sido durísima, no se pierdan la próxima temporada. Por eso, Pep, te necesitamos en el banquillo para volver a llevar a lo más alto a nuestros jugadores, tapar muchas bocas y aislar en la medida de lo posible al plantel.

 




Deja tu Comentario