2012-03-13 16:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid pudo tener al número uno y debió conformarse con el número dos



Leo Messi pudo haber sido jugador del Madrid. Una cadena de casualidades lo dejaron en Barcelona hasta hoy, con un multimillonario contrato que le vincula al Barça hasta 2016. Llegó siendo un enclenque niño de 13 años con problemas de crecimiento y ahora ya tiene en su currículum personal tres Balones de Oro.

Pero si el hombre que trajo a Messi a Europa, Horacio Gaggioli, hubiera encontrando trabajo en Madrid, el jugador hubiese sido ofrecido primero al club blanco, según sostiene el diario As. Otra cosa es que el Madrid le hubiese aceptado y dado todas la facilidades que encontró en el Barça.



Al final y tras las pruebas satisfactorias, todo pudo cerrarse de manera definitiva para el Barça el 14 de diciembre de 2000, el día que se rubricó el acuerdo en la famosa servilleta  con el aval de Carles Rexach y Josep Maria Minguella, entonces asesor de fichajes de Joan Gaspart.

Y se lamentaba Alfredo Relaño en su editorial Madrid. "En Barcelona, encontró club y el tratamiento adecuado. El niño que jugaba al fútbol como los ángeles pero no crecía encontró, además, de eso, la fe de Rexach en el muchacho", escribe.


Deja tu Comentario