2012-06-12 23:06 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid quiere atar cuanto antes a Lucas Moura



Wagner Ribeiro, representante de Lucas Moura, y el propio futbolista del Sao Paulo le han dado al Real Madrid la palabra que en el momento de negociar, ellos serán los primeros en tener noticias suyas. Por ahora el futbolista no quiere salir de su cuna, quiere seguir creciendo en el Sao Paulo antes de dar el gran salto al viejo continente, pero el Madrid es su primera opción de futuro.

Lucas Moura es el gran anhelo de Florentino Pérez. El presidente blanco le ha visto jugar y quiere convertirle muy pronto en una de sus estrellas del futuro. Por ello, el mandatario blanco ha sentado las bases para vestir en el futuro a Lucas Moura con la camiseta del Real Madrid. Florentino lo ha hablado con Mourinho, y el portugués le ha dado el visto bueno, pero ha advertido a su presidente que su llegada debe estar condicionada a la salida de Kaká, y en el caso de que Ricardo no salga del Real Madrid, Lucas Moura no tendrá sitio, por lo que sería mejor dejarle crecer en Brasil.



Florentino ha movido ficha. Ha hablado con los padres del joven jugador brasileño. Le ha presentado las bondades del club blanco y de la ciudad de Madrid. Su excelente relación con Wagner Ribeiro, representante del futbolista, hace que los lazos sean aún más grandes y que el terreno sea propicio para conseguir una opción preferencial para el pase del futbolista. Estos movimientos serán más radicales a partir del 30 de junio, pero se intentarán hacer en la sombra, sin levantar un gran revuelo que estropee la operación, como ya ocurriera el pasado verano con Neymar. Con el futbolista del Santos se tenía todo cerrado, pero la vorágine de noticias hizo que todo acabara rompiéndose y que el Madrid no aceptara sus exigencias, algo que la entidad merengue no quiere que se repita con Lucas Moura.

El gran objetivo de Florentino Pérez es cerrar cuanto antes su fichaje para 2014, cuando el futbolista tenga la madurez necesaria para dar el gran salto a Europa, convirtiéndose así en el gran sustituto de Ricardo Kaká. Para entonces, habrá cogido experiencia en el Brasileirao, habrá sido uno de los estandartes de la canarinha en el Mundial de Brasil y podrá demostrar su calidad en la casa blanca. El futbolista lo dejó claro a través de su representante: "Lucas no quiere abandonar Brasil hasta después del Mundial de 2014", y así será, cuando para entonces tenga cerrado su pase al Real Madrid.

El club madridista hace estos movimientos pendiente del interés de Inter de Milán y Chelsea, entidades que también han comenzado a plantar sus fichas sobre el tablero. Por ello, la relación de Florentino con Wagner Ribeiro parece ser clave en la operación. El presidente blanco habría instado al agente brasileño a esperar siempre a una oferta blanca, algo que parece haber aprendido de buena tinta. El futbolista ha rechazado todo tipo de ofertas, esperará al Madrid. Su pase se cerrará muy pronto. 




Deja tu Comentario