2015-04-05 13:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid se ceba con el débil y asegura la segunda plaza



Fede Peris

El Real Madrid ha goleado al Granada por 9-1. Podría haber guardado alguno de esos goles para el clásico, que perdió por 2-1 en el Camp Nou en la anterior jornada y que dejó la Liga muy bien orientada para que la gane el Barcelona. El Madrid ha confirmado hoy lo que ya sabíamos todos. Poderoso ante el débil y miedoso ante el grande. El equipo de Ancelotti se ha estrellado esta temporada ante el Atlético y el Barça y lo paga con los débiles. Pero los nueve goles valen por tres puntos y no le permiten alcanzar al Barça, con un partido menos, en la clasificación. El Granada ha dado todas las facilidades del mundo y permite al Madrid vivir un espejismo gracias a un partido que ha sido cualquier cosa menos un partido. Sólo había un equipo sobre el terreno de juego.



Y a falta de una mejor clasificación, siempre quedará Cristiano Ronaldo para exaltar sus gestas. Es el recurso que le queda al entorno mediático del Real Madrid, que disfruta de los éxitos individuales del futbolista portugués, que en su etapa como jugador madridista ha conseguido sacarle brillo a su nombre, pero no conducir al Real Madrid a las victorias. Una Liga sobre cinco, y camino de perder la sexta. Una Champions sobre cinco y dos Copas sobre seis. Cuatro títulos sobre 16. Uno de cada cuatro. Pobre balance, pero mientras siga marcando goles el madridismo será feliz. Y si supera a Messi en el pichichi, aunque el Barça sea campeón les sabrá a gloria, como si el Madrid hubiera ganado la Liga. Si eso ocurre, será más importante el pichichi que el título de Liga. Al tiempo.

Esta noche en Vigo el Barça puede permitirse el lujo de perder. Seguirá siendo líder. Esa es la auténtica realidad del campeonato de Liga. Pero el madridismo está en su derecho de acudir a Cibeles a celebrar el 9-1 al Granada. Cada uno se conforma con lo que puede.


Deja tu Comentario