2012-11-01 00:11 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid se come la moral del Alcoyano (1-4)



Karim Benzema, con un tanto de oportunista en el que ha empujado un balón suelto en el interior del área con la cabeza al fondo de la portería ha roto un monólogo del Alcoyano que ha durado hasta 20 minutos. Los que ha tardado un Real Madrid inédito en asentarse en el terreno de juego. Hombres como Albiol, Carvalho o Nacho, titulares hoy en defensa pero que no están habituados a jugar, sobre todo los dos últimos, y que han necesitado un tiempo para encontrar su sitio en la defensa. Varane ha completado esta línea de cuatro que, una vez afinada, el Alcoyano ha desaparecido. Y es que hasta entonces los locales habrán sido los únicos en crear peligro, pero parece que en el gol blanco se han desinflado.

No le ha costado tanto al centro del campo, donde Essien se ha disfrazado de veterano y ha sido el protagonista de un centro del campo en el que Álex ha sido su fiel escudero, mientras que arriba Morata ha dejado claro que cada día está  mejor preparado para el primer equipo. Junto a él, Mourinho no ha querido arriesgarse demasiado y ha devuelto la titularidad a Kaká, autor del segundo gol en un disparo lejano y cruzado por abajo al segundo palo, junto a Callejón y al goleador francés.



En la segunda parte lo que tienen más moral del fútbol español han vuelto a salir a por todas. Suya ha sido la primera ocasión en un Madrid que parecía volver a tener dificultades. Por poco tiempo. De nuevo poco a poco se han vuelto a hacer con el balón y del Alcoyano ni rastro. El gol de José Rodríguez, que ha entrado por Álex en el segundo tiempo y que hoy debutaba parecía que era la sentencia, que el partido terminaba. No obstante los locales han tirado de su lema y de nuevo han asomado la cabeza.

Hasta tres veces se han acercado sin éxito a la portería del Madrid hasta que finalmente Javi Lara ha anotado el gol del honor, más que merecido, por cierto. Y como si de una botella de oxígeno se tratara de nuevo han tenido una segunda ocasión en la que Adán ha salvado en última instancia el que hubiera sido un peligrosísimo gol. Y como dice el dicho, el 2-3 se ha pasado al 1-4,después de que Benzema haya recogido otro balón en la frontal y esta vez con la diestra ha batido por abajo a Unai Alba.


Deja tu Comentario