2013-06-11 22:06 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid se complica la Liga y habrá que ganar en el Palau (71-72)



Carlos Muñiz

Todo estaba preparado para celebrar el 2-0 en un Palacio lleno hasta la bandera y un ambiente espectacular con el blanco dominando la grada. Pero no ha podido ser. El Madrid ha sido mejor siempre. Empezó con un 8-0 contundente y se fue al descanso ganando por diez puntos. El equipo de Laso, sin hacer un gran partido, se imponía sin problemas a un Barcelona oscuro en el que nadie destacaba ni ofrecía destellos de nada.



Para acabar de aclararle el panorama a los blancos, Lorbek se quedó en el vestuario en el descanso y fue trasladado al hospital por un golpe fortuito en la cara. Todo estaba a favor del Madrid, que aguantó bien el tercer cuarto con un Reyes inmenso, acertado en el tiro y triunfador en el rebote.

El cuarto cuarto lha llegado con el Madrid a diez puntos. El trabajo parecía hecho y se producido un exceso de relajación. El Barça ha ido recortando la diferencia punto a punto. Un parcial de 4-11 culminado con un triple de Navarro ha puesto al Barça a dos puntos, 59-57. Y ha parecido que al Madrid le ha entrado el miedo escénico, algo que no se entiende porque Tomic se tuvo que ir por cinco faltas a 2:43 del final, con 65-64 en el marcador. Un triplazo de Mirotic parecía pintar de blanco el partido a 52 segundos del final (71-67), pero ha respondido Wallace con otro triple y un tiro libre adicional, que falla. Quedaban 40 segundos. El Madrid tenía posesión y un punto de ventaja, pero no supo aprovechar la oportunidad y el Barça se puso por delante en el marcador por primera vez en todo el partido por medio de dos tiros libres de Oleson a 7,7 segundos del final.

El Madrid ha tenido el triunfo en sus manos, pero no ha sabido rematar su última posesión. Ha fallado el lanzamiento Sergio Rodríguez, ha vuelto a fallar Carroll y finalmente Rudy tampoco ha anotado en el tercer intento de la misma jugada. Sonó la bocina y el Barça salió vivo del Palacio.



Que no cunda el pánico. Este equipo tiene mimbres y cracks para solucionar la papeleta en el Palau. Incluso para no volver al Palacio de los Deportes de Madrid y celebrar el alirón en el parquet catalán. Sólo hace falta que jugadores como Carroll, Sergio Rodríguez, Mirotic o Llull, que hoy han estado por debajo de sus posibilidades, cojan el tono adecuado para dejar claro en el Palau que el mejor equipo de esta Liga es el Real Madrid. El Barcelona se va de Madrid convencido de que ya tiene el trabajo hecho. Y de eso se tiene que aprovechar el Madrid. El equipo de Laso puede perder un partido, pero perder tres partidos seguidos entra en el terreno de la ciencia ficción. Nada está perdido. Basta con ganar un partido para volver a Madrid a disputar el quinto. O sencillamente ganar los dos y solucionar el tema por la vía rápida.


Deja tu Comentario