2013-10-05 21:10 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid se entretiene con un Barça muy pobre (83-79)



La final de la Supercopa de baloncesto ha supuesto para el Real Madrid un entrenamiento a puerta abierta. Sin necesidad de apretar el acelerador, sin necesidad de hacer un buen partido, sólo a medio gas, ha puesto de manifiesto las lagunas de este Barcelona construido a golpe de talonario y que, después de fichar y fichar y fichar no es nada si Navarro no está en pista.

El Real Madrid, en cambio, sin jugar un gran partido, se ha movido como un equipo y ha dominado de cabo a rabo al Barcelona más pobre que se recuerda en los últimos años. Y eso que los culés contaron con una ayudita arbitral cuando en una refriega iniciada por Sada y culminada por Carrol los árbitros decidieron expulsar al madridista permitiendo que la agresión de Sada auedara sin castigo. Luego sancionaron en el tercer tiempo a Laso por una técnica cuando protestaba la cuarta personal de Rudy que no existió. Ni así. El Barça no supo aprovechar las ayuditas arbitrales.



El partido ha servido para poner de manifiesto el excelente momento de forma por el que atraviesa Mirotic, amo y señor del partido. Por otra parte, los madridistas de La Roja, Fernández, Pacho Rodríguez y Llull, no están en forma. No les ha sentado bien el Europeo. Pero sobre todos ha brillado Nicola Miroti, con 20 puntos y 22 de valoración, que ha sido el mejor jugador del torneo. Por el Barcelona sólo ha destacado Tomic, con 21 puntos y también 22 de valoración. Tomic parece que se ha especializado en perder contra su ex equipo desde que juega en el Barcelona.

Es la segunda Supercopa que consigue el Real Madrid de forma consecutiva. Y por lo visto esta tarde en Vitoria, la Liga puede volver a ser un paseo militar. El Madrid está más fuerte que el pasado año y el Barça se ha debilitado considerablemente.


Deja tu Comentario