2012-10-07 10:10 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid se la juega en un infierno independentista



Curioso que los que presumen de ejercer el mejor fútbol del mundo se dediquen ahora a utilizar su plataforma, el Camp Nou, para proclamar una idea con la que ni mucho menos comulga la mayoría azulgrana, pero esta es la realidad. El presidente que en su momento quiso desmarcarse de la política acusando a Joan Laporta de tener la única intención de buscar un escaño en el Parlament se dedica ahora a proclamar el independentismo a los cuatro vientos.

Primero en su aparición pública durante la manifestación del 11 de septiembre en Barcelona y más tarde en los medios de comunicación, donde ha reconocido que el club "apoya las decisiones que tome el pueblo catalán", como si los aficionados culés fueran de Cataluña y cuando la realidad es que, tal y como aseguran ellos muchas veces, son un club internacional.



La gota que colmó el vaso fue durante la Asamblea de Compromisarios celebrada el pasado mes de septiembre, en la que durante su discurso tomó una posición clara e el asunto de la independencia cuando confesó sentirse "catalanista", a lo que los asistentes, como el que aplaude cualquier cosa, estalló en una absurda ovación premiando las lamentables declaraciones del presidente azulgrana, con las que consolidó su posición en este asunto.

Y eso es lo que el Madrid se va a encontrar esta tarde. Un ambiente hostil en el que el fútbol será lo que menos importe y donde primarán las alusiones a la independencia, promovido por su mismo presidente y por un grupo de jóvenes catalanistas detrás del cual existen más intereses de los que se muestran. Un grupo que no ha tyenido otra ocurrencia que calentar todavía más el ambiente, incitando a la gente para que lleve una estelada independentista en un vídeo en el que recuerdan a todo el barcelonismo las miserias de este país en tiempos pasados y que ya no vale la pena remover. Y menos los culés, que ningunean las Copas de Europa conseguidas en los años 60. Resulta que para lo que les interesa sí vale la pena remover el pasado.

Lo mejor de todo será ver a Leo Messi, a Villa, a Pedro o a Iniesta, o cualquiera de los jugadores que ellos consideran "de la casa", salir del túnel de vestuarios y ver como su afición repudia todo lo que no sea nacido en Cataluña. Eso son valores, sí señor. Y ahora que sigan presumiendo de todo ello.



Sea como sea, el Madrid debe abstraerse y dedicarse a hacer lo que le toca: jugar al fútbol y dejarse de tonterías políticas que hoy no van a llevar a nadie a ningún lado. Como mucho a unos cuantos barcelonistas dejarán de serlo, y es que son mayoría los que o quieren que su presidente mezcle lo que no toca.


Deja tu Comentario