2012-11-12 01:11 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid gana al Levante con sangre y cantera (1-2)



No ha podido empezar peor el partido para el Real Madrid.  Con las lesiones de Karim Benzema y de Gonzalo Higuaín, y con la intensa lluvia que estaba cayendo en el Ciutat de Valencia ya se preveía un partido durísimo para los blancos. Más todavía con la salida del Levante, que ha empezado a un ritmo muy alto, y con el encontronazo que han tenido Cristiano Ronaldo y Navarro y que ha dejado al luso sangrando y con la ceja abierta. El colmo de las desgracias en ataque. El portugués ha tenido que ser atendido durante unos minutos e incluso se ha tenido que cambiar la camiseta, pero ni eso ha mermado las ganas que tenía CR7 en el partido de hoy en el que desde el primer instante ha visto que tenia que ponerse al equipo a la espalda.

La agresividad azulgrana y la cartulina que ha visto por unas manos involuntarias han terminado de activarle y no ha tardado en responder a las adversidades como mejor sabe, con gol. El delantero ha recogido un balón muerto en el interior del área, ha hecho una pausa imperceptible en el control y con el portero ya batido ha enviado el cuero al fondo de la portería. Un tanto que ha llegado de la única forma en la que podía llegar en un terreno de juego encharcado y en el que todos los pases desembocaban en errores. A veces larga, a veces corta, la trayectoria del esférico ha sido en todo momento impredecible y ello ha hecho que cada balón dividido pudiera provocar una situación comprometida para cualquier equipo.



No obstante, con el gol se han terminado los problemas para el Madrid en la primera parte, que hasta ese momento había visto como el Levante se acercaba peligrosamente pero que también era víctima del convidado de piedra de la noche, el agua. De hecho, aunque no claras, el resto de ocasiones han llegado para el bando madridista, pero el juego se hacía cada vez más difícil.

Lejos de egoísmo que muchos le atribuyen a Cristiano Ronaldo, el luso se ha sacrificado por el equipo en el descanso. El ldelantero no estaba en condiciones de continuar después del encontronazo de los primeros minutos y  Mourinho le ha dejado en el banquillo. En su lugar ha entrado Raúl Albiol. Un cambio que respondía al estado del portugués, que ha quedado tocado después de lo ocurrido, y a defender el 0-1 logrado en la primera parte que valía su peso en oro.

Sin embargo, el cambio no ha dado frutos y ha sido el equipo local el que ha avisado de nuevo. Primero Juanlu y después Barkero han puesto a prueba los reflejos de Casillas, impecable hasta el momento. El Madrid ha respondido con tres ocasiones, a cual más clara, de Pepe, Ramos y Di María. Y como suele ocurrir, del posible 0-1 se ha pasado al empate, obra de Ángel, que le ha ganado la espalda a Pepe y ha batido por encima a Casillas.  Un gol que, por cierto, ha llegado en un más que dudoso fuera de juego del jugador del Levante. Pero no importa. El Madrid puede con ello y con más.



Los blancos no se han rendido y de nuevo se han echado arriba. Poco a poco los de Mourinho han ido ganando terreno hasta que finalmente ha llegado el momento de oro para el Madrid cuando el colegiado ha visto el penalti claro sobre José Callejón. Sin Cristiano en el campo el encargado de efectuar el disparo ha sido Xabi Alonso. Se habrá estudiado mucho los penaltis del tolosarra el guardameta Munúa que ha adivinado las intenciones del centrocampista  y ha evitado que el Madrid se pusiera por delante.

Mourinho, que desde el primer minuto ha creído en la victoria y que también ha dado entrada a Kaká en sustitución de Arbeloa, ha llamado a Morata y le ha vuelto a dar la oportunidad. Debe ser de los que "han llegado para quedarse" y así lo ha demostrado cuando apenas quedaban seis minutos para el final. Alonso ha colgado un balón al interior del área y el canterano se ha alzado más que nadie para impactar con la cabeza y, ahora sí, batir a Munúa y poner por delante al Madrid, dejando claro que cuando otros no pueden, los de la casa dan la cara.

El Madrid ha sabido dormir a la perfección el resto del encuentro y ha terminado sellando tres puntos vitales para seguir en la lucha por alcanzar el liderato.


Deja tu Comentario