2011-04-27 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid se mantiene fiel a sus trampas



Entre tantas declaraciones por parte de ambos entrenadores, parece ser que la polémica del césped no ha cesado. El Real Madrid, liderado por José Mourinho, quiere tener el césped del Santiago Bernabéu como el de un equipo modesto con el objetivo de que los futbolistas blaugranas tengan todas las dificultades del mundo para hacer correr el balón. Para ello hay que tener el césped largo y seco, y así estará hoy en el escenario donde Madrid y Barcelona competirán por un hueco en la final de la Champions League.

Y es que la normativa de la UEFA en este capítulo, de entrada, no beneficia los intereses barcelonistas, por lo que tanto hoy como en el partido del Camp Nou los aspersores apenas tendrán protagonismo en el duelo. En los partidos de Champions se permite el riego del campo una hora antes del choque siempre y cuando el equipo local lo crea conveniente. Es decir, hoy, a las 19.45 horas, el sistema de riego del Bernabéu no funcionará como es habitual.

El reglamento de la UEFA añade que se puede regar después del calentamiento y durante el tiempo de descanso siempre y cuando los dos equipos estén interesados en hacerlo. Como es de esperar, será muy difícil de que ambos equipos se pongan de acuerdo.


Deja tu Comentario