2012-01-20 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid se siente culpable



En la Casa Blanca se arrepienten de haber firmado la renovación del jugador el verano pasado. Y más cuando el defensa se encuentra nuevamente en el punto de mira del madridismo. Pepe firmó hasta el 2016 por 3,8 millones de euros por temporada. Una prolongación del contrato en la que Mourinho presionó públicamente para que se llevase a cabo.
 
El club parece tener claro que no quieren que siga y lo que realmente lamentan es la pésima imagen que transmite del madridismo fuera de España. Todos los medios internacionales coinciden en criticar la conducta antideportiva del jugador, un perjuicio que escuece y mucho a Florentino.
 
En este momento, ni la directiva ni la afición perdonan a Pepe sus reacciones.

Deja tu Comentario