2012-01-28 21:01 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid sigue pisando el acelerador (3-1)



El conjunto merengue parecía comenzar bastante enchufado el encuentro. Desde el primer minuto los blancos tenían la posesión del balón y llevaban el peligro al área rival. Los maños juntaban líneas, adelantaban a sus defensas y no dejando huecos a la imaginación. Estaba claro que el colista no quería llevarse una goleada.

El Madrid avisaba por medio de Cristiano y Benzema, pero ninguno acertaba con la portería rival. Parecía que esta iba a ser la tónica general, pero a los diez minutos de juego, el Zaragoza sorprendía a la parroquia madridista con el gol de Ángel Lafita. El Bernabéu enmudecía, tendrían que recurrir a la remontada, como parece costumbre en los últimos partidos.



El balón tenía un claro dominador tras el tanto maño, el Madrid, pero a este le faltaba chispa, intensidad, algo de sorpresa. El Zaragoza se echaba aún más atrás, el resultado les hacía soñar  con repetir la gesta del curso pasado, pero ya se sabe que con el Madrid en casa es difícil que esto vuelva a suceder. Así, tras innumerables ocasiones de los madridistas, en el minuto 31 Kaká sellaba la igualada. Pase entre líneas de Ricardo Carvalho que el brasileño conduce con sangre fía dentro del área zaragocista para cruzársela a Roberto sin que este pudiera hacer nada para detenerlo. 1-1, y todo volvía al inicio.

Los quince minutos restantes de la primera mitad sirvieron a los blancos para generar más ocasiones de peligro, pero estos no volvieron a acertar con la red de la portería maña, incluso los visitantes inyectaron miedo en los últimos instantes, pero no hubo tiempo para más sorpresas, era hora de reflexionar y mejorar en la segunda mitad.

Al equipo se le pedía intensidad, y esa llegó en los primeros minutos de la segundo tiempo. Como es costumbre en este equipo, el tanto que marcaba la remontada llegó a los tres minutos de salir de los vestuarios. Jugada bellísima que comienza Granero en la frontal, para que este buscara un hueco casi imposible para Özil en la banda derecha, y que este brindase el gol a Cristiano, generando su decimoquinta asistencia de la temporada, y el vigésimo cuarto tanto del luso en liga. Todo se ponía de cara.



El Madrid no bajaba el ritmo pese a conseguir el segundo, así, le bastaron ocho minutos más (min. 56) para que Özil firmara la sentencia. El alemán se aprovechó de una jugada al primer toque entre Granero y Kaká para firmar el tercero de la noche y su primer gol en lo que llevamos de campaña liguera. A partir de este tanto, la intensidad y el ritmo de ambos equipos bajó notablemente. El Zaragoza veía imposible la remontada y el Madrid se conformaba con el 3-1. Solo varias jugadas madridistas, y otras tantas mañas, pudieron cambiar el resultado, pero los delanteros no estuvieron acertados, y si no estaba Iturralde, que no quería marcharse del Bernabéu sin dejar su sello escamoteándole un claro penalti a Cristiano Ronaldo por falta de Obradovic dentro del área cuando el luso ya había batido a Roberto.

Este resultado deja al Real Madrid como líder hegemónico en la tabla clasificatoria, manteniendo su pulso con el Fútbol Club Barcelona, al que le saca siete puntos tras el empate de estos en Villarreal (0-0).


Deja tu Comentario