2012-10-21 09:10 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid sobrevive al virus FIFA (2-0)



Blanco; ese es el color que ha tenido el partido del primer al último minuto. José Mourinho ha solucionado la papeleta en el lateral izquierdo con un Michael Essien que ha estado impecable en defensa, y devolviendo el lateral derecho al que un día fue su dueño, Sergio Ramos, mientras en el centro de la defensa ha optado por Raphael Varane para acompañar a Pepe. Una defensa de circunstancias que se ha comportado como si fuera la habitual en todos los partidos, y es que no han dejado ni un espacio a los delanteros del Celta. Mientras tanto, Luka Modric ha sido el encargado de formar el doble pivote junto a Xabi Alonso, cumpliendo las funciones de crear espaco en profundidad y dejando hueco al tolosarra para crear y abrir a las bandas Arriba, Kaká ha vuelto a tener la oportunidad desde el inicio, pero su actuación no ha terminado de convencer al míster, que lo ha sentado en el descanso. Junto a él, Özil, Cristiano e Higuaín tenían la responsabilidad de anotar los goles. Este ha sido el entramado que ha dispuesto el técnico ante los problems que ha ocasionado el virus FIFA y lo cierto es que no le ha podido salir mejor.

De hecho, los gallegos apenas se han acercado a la portería de Iker Casillas en este primer tiempo en el que Gonzalo Higuaín ha adelantado en el marcador al Madrid con un temprano gol que ha llegado a los 11 minutos, y que será él el que desvele si ha sido intencionado o le ha sonreído la fortuna. El argentino ha centrado desde la banda un balón muy cerrado que ha terminado colándose en la portería de Álvarez. Un gol engañoso, pues el Madrid no ha logrado acercarse con claridad a la portería rival hasta el minuto 37, cuando Cristiano ha enviado un disparo desde la frontal al travesaño, despertando así a un personal que parecía algo dormido y poco acostumbrado a los partidos a las 18:00.



No obstante, a Mourinho había algo que no le gustaba, y lo ha dejado claro con la sustitución de Ricardo Kaká, dando entrada a Ángel Di María que ha sido el revulsivo perfecto.

Así, la segunda parte ha tenido otro ritmo. El Madrid ha salido con mucha más intensidad que en la primera parte y las ocasiones no han tardado en llegar. El primero en avisar ha sido de nuevo Cristiano, pero en esta ocasión su remate de cabeza se ha ido ligeramente desviado, y posteriormente Mesut Özil, que ha logrado meterse en el área y provocar un penalti tan absurdo como primitivo, pero penalti al fin y al cabo. El maestro de ceremonias en estos casos ha situado el segundo en el marcador desde los once metros y ha tranquilizado al personal, que veía como el Madrid insistía pero no encntraba el gol.

Mourinho ha decidido sustituir al alemán, dejando clara su preferencia por el fútbol de Modric, pero no ha renunciado al ataquem, pues en su lugar ha entrado Callejón. El canterano ha tenido la primera nada más entrar pero su disparo se ha ido bordeando el poste. Mourinho. El cansancio ha empezado a hacer mella en los madridistas, que entonces han visto como el Celta apretaba el acelerador. De Lucas, que apenas había aparecido en el partido, ha protagonizado dos ocasiones seguidas que Casillas ha salvado satisfactoriamente, provocando la ovación de la grada. De hecho, en esta última del delantero del Celta se ha llegado al minuto 45 a partir del cual los visitantes han bajado los brazos, lo que ha permitido al Madrid crear una última ocasión a cargo de Varane a la salida de un córner. Antes de terminar, otra buena noticia: la vuelta de Karim Benzema, que se ha prbado a seis minutos del final y no ha sentido niguna molestia.




Deja tu Comentario