2012-04-01 11:04 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid sufre la hostilidad de los rojillos dentro y fuera del campo



Ya dentro del terreno de juego lo único que se escuchaban eran insultos al ritmo de "hijo de puta". Los que más recibieron fueron los miembros del banquillo madridista, que estuvo todo el partido escuchando y recibiendo impactos de proyectiles lanzados desde la grada. Lo miso que los jugadores en el campo. Casa fuera de banda o saque de esquina se convertía en un infierno ante el que nada hacía el colegiado.

Pero eso no fue todo. Ya terminado el partido y con el equipo camino a casa, algunos autocares de aficionados sufrieron el ataque de ira de los locales, que acababan de caer con un contundente 1-5. Quizás por eso o por la falta de educación, dos autobuses fueron apedreados cuando circulaban por la Autopista de Navarra (AP-15), a la altura de Olite. No se lamentaron heridos ni males mayores más allá de la rotura de algunas lunas. Los viajeros se vieron obligados a parar a las 23:47 en el kilómetro 38 hasta que llegaron las fuerzas policiales que se hicieron cargo de la situación, permitiendo a los desplazados terminas la vuelta a casa.




Deja tu Comentario