2012-10-28 23:10 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid también entiende de manitas (0-5)



José Mourinho ha decidido no inventar mucho respecto a la última jornada y ha repetido con Essien en la izquierda y Varane en el centro, dejando de nuevo a Ramos en la banda. Una defensa que al parecer o funciona nada mal y es que por segundo partido consecutivo ha dejado la portería a cero. En el centro, cubriendo la baja de Khedira, como en Dormund, ha entrado Modric, que poco a poco se va entonando en su nuevo equipo. Delante no había duda y han entrado los de siempre: Özil, Di María, Cristiano Ronaldo e Higuaín.

El partido ha empezado realmente frío en Son Moix. Sin ocasiones claras ni declaraciones de intenciones por parte de ninguno de los dos equipos. Pero esta tranquilidad ha durado siete minutos, los que ha tardado Gonzalo Higuaín en certificar su gran estado de forma anotando el primero de la noche después de aprovechar un error de la defensa.



El Mallorca ha intentado dar la cara y Gio ha puesto a prueba a Casillas, que hoy se ha convertido en el cuarto portero de la Liga con más partidos a la espalda. La réplica la ha puesto Cristiano, pero su disparo se ha ido muy alto. Hemed ha insistido para los locales, pero la suerte hoy no le ha sonreído al Mallorca, que después de otro error defensivo ha visto como Higuaín asistía a Cristiano y este anotaba el segundo, hundiendo las aspiraciones de los baleares.

En la segunda parte más de lo mismo; el Mallorca tirando de voluntad y el Madrid mostrando una solvencia apabullante en el corte y en el contraataque. Así es como han llegado la mayoría de las ocasiones madridistas, aunque pocas en este segundo tiempo. Una tras otra, la defensa madridista desbarataba los ataques insulares hasta que las fuerzas han empezado a fallar a los locales.

El Madrid entonces ha empezado a encerrar a los de Caparrós, que han intentado mantener el resultado, pero que han sido testigos del hambre que invade al Real Madrid. Primero Cristiano ha devuelto el favor a Higuaí y ha establecido el 0-3 que invitaba a pensar que los blancos rebajarían la intensidad, pero nada más lejos de la realidad. Mourinho ha dado entrada a Morata, del filial, y a Callejón, que esta temporada no está teniendo muchos minutos, y  eso le ha dado la frescura suficiente en ataque al cojunto merengue para culminar la manita. Cristiano ha igualado el doblete de Messi de anoche en Vallecas y Özil, tras un pase espectacular de Morata por encima de la defensa, ha puesto el balón al segundo palo y por abajo para que Calñejón empujara al fondo de la portería. Tres putos más para seguir sumando en la persecución al Barça y que permite olvidar completamente la derrota de Dormund y para certificar el gran momento del equipo de Mourinho, que aunque plagado de lesiones es capaz de golear a placer y a domicilio. Esperen a cuando estén todos...




Deja tu Comentario