2012-02-19 19:02 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid tampoco tiene señorío fichando a juveniles



En el Real Madrid parece que no han tenido demasiado señorío a la hora de fichar un nuevo canterano para La Fábrica de Valdebebas. Los blancos han firmado a un joven de 18 años llamado Jorge Franco del Diocesano, equipo en el que ha destacado esta temporada. Hasta ahí se puede considerar todo normal. Sin embargo, en el club extremeño no acabaron nada contentos con las formas que se gastó el conjunto blanco para llevarse al jugador. Tan fea fue la maniobra del Real Madrid que hasta que no pasaron 24 horas desde que el chaval firmó su contrato con los blancos, el equipo madridista no se puso en contacto con su club de origen.

En el club de origen de Jorge Franco tienen muy claro que ellos jamás tenían la intención de entorpecer el fichaje de una de sus estrellas por el Real Madrid. Hubiera sido muy feo para el jugador. Lo que sí reclaman en el equipo extremeño es que las formas de los blancos para llevarse al jugador hayan sido tan feas. Esa falta de comunicación es la que ha dejado al Diocesano con mal sabor de boca. Es más, en el equipo extremeño han llegado a reconocer que tanto Getafe como Atlético de Madrid seguían a Jorge Franco, y que ambas entidades sí que hablaron con ellos antes de efectuar cualquier tipo de movimiento en relación con el futbolista.

Por si esto fuera poco, resulta que el Diocesano tiene un convenio con el Real Valladolid. Una circunstancia que implica que cualquier oferta o cualquier movimiento de alguno de sus jugadores debe ser transmitido al equipo blanquivioleta por si ellos también tienen interés en el jugador. De ahí que el enfado en el Diocesano con el movimiento del Real Madrid fuera bastante más importante que una simple pataleta.

Tal vez porque las formas no fueron las mejores, en el conjunto blanco han decidido que Franco finalice la temporada con su actual equipo, por lo que no se incorporará de manera inmediata a la cantera del Real Madrid. Este movimiento vendría a mitigar un poco el enfado del Diocesano con el equipo madridista que, tal vez por miedo a que otros equipos pudieran adelantársele en el fichaje de Franco, movió los hilos rápidamente. Igual excesivamente rápido.

Deja tu Comentario