2012-07-30 11:07 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid tiene la Supercopa medio ganada



Villa ya ni disimula sus colores. El presidente de la Federación Española se ha quitado la careta y ha elegido a los dos árbitros más afines al Real Madrid para impartir ‘justícia’ durante el duelo de ida y vuelta de la Supecopa de España: Clos Gómez y Mateu Lahoz.

Por enésima vez, el Barça tendrá que luchar contra elementos externos para ganar a un Madrid que contará con el beneplácito de los árbitros para mostrar su repertorio habitual de juego sucio ante el equipo blaugrana. Una carta blanca hacia la violencia.



La ida, el 23 de agosto en el Camp Nou, será pitada por el aragonés Clos Gómez, famoso por el incidente que tuvo con Guardiola al mentir en un acta para expulsar al entonces entrenador del Barça. Ha sido el único colegiado que consiguió montar en cólera a Pep, quien dijo tras ser expulsado que “Clos Gómez miente y lo sabe”.

Pero si en la ida pintan bastos para los blaugrana, en la vuelta, 29 de agosto en el Bernabéu, el camino de rosas para el Madrid ya será de escándalo. El colegiado que dirigirá la vuelta será el valenciano Mateu Lahoz, conocido por hacer la vista gorda ante las faltas y permitir la dureza excesiva, algo que, obviamente, en Madrid gusta como aseguró ni corto ni perezoso Mourinho, quien siempre ha mostrado su predilección por Mateu Lahoz, su árbitro preferido: “Es un árbitro fantástico. Es un gran árbitro”.

En definitiva, el Madrid ya lleva el primer gol en la Supercopa de España. Como siempre, gracias a las ayudas externas después de que Villar haya designado a un consumado antibarcelonista y al colegiado preferido en Madrid para arbitrar la Supercopa de España.




Deja tu Comentario