2015-02-27 19:02 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid vuelve a alterar la competición con trampas



Fede Peris

El Real Madrid se enfrentará este fin de semana ante el Villarreal, uno de los equipos más en forma de la competición, pero el club blanco conseguirá reducir el buen juego del ‘Submarino amarillo’ desde antes del inicio del partido.



Una de las grandes amenazas del Villarreal es Cheryshev, el jugador se encuentra en un gran momento de forma y es uno de los líderes del conjunto que dirige Marcelino. Pero el crack ruso no podrá estar ante el Real Madrid, por la ‘cláusula del miedo’ que no permite a los jugadores cedidos a otro club por el Real Madrid jugar contra él. La única opción de que Cheryshev pueda jugar ante el Real Madrid es si el Villarreal paga la multa por no cumplir la cláusula, que asciende a 250 mil euros.

Con esto el Madrid se asegura el tanto de debilitar al equipo contrario y salir con ventaja desde el pitido inicial. Esto deja claro que el club blanco no demuestra el señorío del que presume, a diferencia del Barcelona, que nunca ha impuesto ninguna cláusula en sus contratos de cesiones de jugadores hacia otros clubes, permitiendo así que los cedidos puedan enfrentarse ante su club de origen.

El contrato de cesión de Cheryshev en el Villarreal finaliza al acabar esta temporada y el ‘Submarino amarillo’ no tiene opción de compra sobre el jugador. Mientras tanto el Madrid utiliza todas las armas a su alcance, las decentes y también las moralmente indecentes, aunque sean legales.






Deja tu Comentario