2013-06-19 23:06 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid y los árbitros al fin pudieron con el Barça (79-71)



Pau Soria

Al fin lo lograron. Les costó sangre, sudor, lágrimas y muchísimos millones, pero los blancos ya tienen el título de Liga que tanto les ha costado volver a ganar. El presidente Florentino Pérez ya tiene su único título de la temporada ante un rival mermado por las bajas. Y es que sin Pete Mickeal y Jawai -vitales en este equipo-, con Juan Carlos Navarro roto y con Lorbek y CJ Wallace mermados, el Real Madrid conquista la Liga Endesa ante un Barça que luchó hasta el último momento pese a sus condiciones adversas.



Además, los árbitros tampoco aportaron nada al espectáculo, ya que rápidamente demostraron ser muy caseros cargando de faltas a los hombres de Xavi Pascual. En el primer cuarto, el conjunto barcelonista supo sobreponerse en dos ocasiones a una desventaja de diez puntos. Primero, con el 10-0 inicial que reflejó el marcador y que los visitantes se encargaron de neutralizar. Posteriormente, un gran parcial de los jugadores azulgranas volvió a recortar una desventaja de diez puntos para concluir el primer acto con un resultado de 20-18. 

El segundo cuarto evidenció de nuevo la falta de protagonismo de Rudy Fernández, que se achica ante el Barça Regal y siguió con su sonrojante porcentaje de acierto en el triple. Ya eran 0 de 19 en la serie final. Además, por primera vez en todo el choque, el cuadro catalán se puso por delante en el luminoso con el 31-32.

Sin embargo, a partir de entonces, los colegiados señalaron muchas faltas inexistentes para cargar de personales a los jugadores azulgranas. El Madrid, mientras tanto, aprovechó el regalo de los árbitros para irse al descanso con nueve de ventaja gracias a un inspirado Darden. Ingles, el máximo anotador del Barça.



El Madrid se destapa

En la reanudación, el Madrid salió al parqué con el objetivo de sentenciar a un Barça que llegó demasiado justo de fuerzas al quinto partido. El conjunto de Pablo Laso llegó a irse de 17 puntos en el marcador. No obstante, para desgracia de los blancos, este equipo azulgrana nunca tira la toalla y demostró su capacidad de esfuerzo y sacrificio manteniéndose en el choque. Al final, con un Ingles estelar -habiendo anotado 20 puntos al final del tercer cuarto-, los visitantes empezaron el cuarto cuarto a sólo siete por debajo.

El último acto empezó con un intercambio de triples entre Darden e Ingles. Entretanto, los aficionados merengues demostraron en la grada su poco respeto hacia el rival y su presión hacia los colegiados, una estrategia que volvió a surtir efecto en el Palacio de los Deportes. El jugador australiano y Jasikevicius intentaron mantener a los azulgranas con vida, pero el milagro no llegó. Al final, el Madrid se salió con la suya y se llevó el título de la Liga Endesa ante un adversario muy digno.


Deja tu Comentario