2015-10-21 14:10 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid ya tiene localizado al sustituto de Bale



Sergio Marco

Gareth Bale llegó al Real Madrid como un galáctico a cambio de 91 o 101 millones de euros, según las versiones. Y si se tiene que ir, se irá como un galáctico atendiendo a la oferta de 110 millones que este verano hizo el Manchester United por él y que sigue en pie. Hace dos meses Bale era innegociable, por eso se quedó en el Real Madrid. Ahora no. En el club empiezan a estar hartos de su comportamiento y ya se ha abierto la veda para buscarle recambio del gusto de Rafa Benítez. Los tiros apuntan a Eden Hazard, el delantero belga del Chelsea, que en la pasada temporada fue elegido mejor jugador del año en la Premier League y que en esta temporada está teniendo serios problemas con Mourinho, hasta el punto de que éste le ha castigado con el banquillo.



Hazard tiene la absoluta bendición de Rafa Benítez, que ya lo tuvo a sus órdenes en el Chelsea y pudo disfrutar de su explosividad y talento. Hazard, consciente de que con Benítez las posibilidades de cambiar Londres por Madrid se han multiplicado, le lanzó un guiño días pasados al Real Madrid cuando le puso un "like", me gusta, en las redes sociales a un comentario que le situaba en el club blanco. A Hazard le gusta el Real Madrid y al Real Madrid le gusta Hazard. De hecho, el delantero belga es en este momento la única pieza del mercado con categoría para ser reconocido como galáctico. De hecho tiene el perfil de jugador que le gusta a Florentino Pérez, que considera que Bale sólo puede salir del Real Madrid si en su lugar llega otro futbolista de su nivel. En Inglaterra opinan que Hazard está en un escalón por encima del galés.

La caída en desgracia de Bale

¿Y que ha pasado con Bale? ¿Por qué ha caído en desgracia de repente? Es fácil de explicar. Después de dos años y medio en España todavía no habla el castellano, su integración en el equipo es testimonial, no se ha ganado el afecto ni la confianza de sus compañeros por esa manera suya de ir por libre, como demostró la semana pasada jugando los 90 minutos en Andorra consciente de que esa decisión no agradaría en el club.



El diario As incide hoy en la condición de prescindible de Gareth Bale. Durante las ausencias de Bale por lesión o decisión técnica (29 partidos) el Real Madrid ha logrado 25 victorias (86,21% del total) y una derrota (3,45%). Con él en el equipo el Madrid ha disputado 98 partidos oficiales, con 70 victorias (71,42%), 13 empates y 15 derrotas (15,30%). La fría estadística indica que sus ausencias no son preocupantes por que el Real Madrid gana más sin él que con él.

La fría estadística, unida a la manera de ser del jugador, a sus decisiones extravagantes y a su fragilidad física que recuerda a Arjen Robben, invitan al club a replantearse su estrategia con Bale, que mantiene el cartel de crack en Inglaterra y que podría ser traspasado por más de lo que costó.

Mientras tanto, Eden Hazard, aspirante al Balón de Oro, espera acontecimientos en Chelsea. Mucho tienen que cambiar las cosas durante la campaá en curso para que el cambio de galáctico no se haga efectivo a final de temporada.



Deja tu Comentario