2015-09-21 09:09 FC Barcelona Por: Administrador

El madridismo celebra su posición de comparsa



El madridismo está pasando tiempos dificiles. No levantan cabeza y, de hecho, no quieren hacerlo. Saben que si levantasen la cabeza no verían otra cosa que al Barcelona ganando titulos y a Messi brillando camino de la leyenda. Viendo el crudo panorama de la realidad, la afición madridista prefiere agachar la cabeza y celebrar pequeñas y ridículas proezas como la imbatibildiad de Keylor (un récord que Bravo ya superó con creces el año pasado) o que Messi ha fallado un penalti.

La gloria de la Décima ha durado tan poco que ya nadie quiere oir hablar de títulos. ¿Títulos? El triplete. ¿El Balón de Oro? El quinto de Messi está al caer. Todo lo que no hace mucho era motivo de orgullo para los madridistas ahora es motivo de vergüenza, así que solo les queda celebrar que Messi ha dejado de marcar un gol. Ante esto, los aficionados azulgranas no deben sentir otra cosa que compasión ante el eterno rival. Debe ser muy duro no querer afrontar la realidad para ver como por mucho que lo intentes, siempre vas a estar a la sombra del equipo que odias. Que por mucho que celebres, nunca vas a poder saborear las mieles de un triplete o de tener al mejor jugador de la historia con la camiseta de tu equipo.



La temporada es larga, pero el Madrid ya está a dos puntos del Barcelona en liga. El equipo catalán es el lider del campeonato con una autoridad que el Madrid poco puede hacer más allá de hablar de árbitros y demás tonterías. Mientras, en el Camp Nou, las rotaciones siguen funcionando y el equipo sigue ganando. En Barcelona se celebran goles, lideratos y títulos. En Madrid, récords absurdos (de porteros que no quieren) y errores del rival. Cada uno celebra lo que puede. 


Deja tu Comentario