2012-06-10 12:06 FC Barcelona Por: Administrador

El madridismo más talibán vive de los éxitos de Mou en el extranjero



Entre los aficionados barcelonistas existe indiferencia en torno a lo que Guardiola pueda hacer fuera del FC Barcelona si finalmente decide proseguir con su carrera como entrenador lejos del Camp Nou. Lo que al barcelonismo le interesaba era que Guardiola ganara títulos en el Barça. Lo que haga fuera del Barça es ya un problema de otros. Pero esto no sucede en el Real Madrid. A falta de una tarjeta de visita más presentable que los dos títulos ganados por Mourinho en sus dos años blancos, el aparato de propaganda e intoxciación madridista echa mano de los triunfos de Mourinho en otros equipos para presumir de entrenador. Es una táctica de club pequeño, presumir de los éxitos de los demás cuando tienes muy poco que echarte a la boca. Y presumen de Copas de Europa con Inter y Oporto y ligas en Portugal, Inglaterra e Italia como si las hubiera ganado el Real Madrid. Y le echan en cara a Guardiola que sólo haya ganado con el Barça.

Eso es precisamente lo que gusta de Guardiola entre los aficionados barcelonistas, que lo que ha ganado lo ha ganado con el Barça. El barcelonismo no quiere tener al entrenador más laureado del mundo con otros equipos, simplemente aspira a tener el equipo que más títulos consigue. Y eso es lo que ha ocurrido en los últimos años, con Mourinho y sin Mourinho en el Real Madrid.



Hoy puede leerse en Defensa Central una nota que roza la comicidad: "El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, puede presumir de un palmarés envidiable. El técnico portugués es de los pocos que pueden decir que ha triunfado allá donde ha ido. Oporto, Chelsea, Inter y Real Madrid fueron más grandes cuando él los dirigió. Con todos ha ganado títulos importantes y ha batido récords. Insuficiente para un Xavi que asegura que "Guardiola es mejor porque ha revolucionado el fútbol". Visto lo visto, tendremos que refrescarle la memoria al centrocampista culé.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero en este caso se trata de una medida necesaria para demostrar que las palabras de Xavi Hernández sobre Mourinho son ridículas. El entrenador portugués comenzó su andadura en los banquillos (antes no había dirigido a ningún equipo una temporada completa) llevando al Oporto a la conquista del triplete. Los portugueses se llevaron Liga (récord de puntos incluido), Copa y UEFA y al año siguiente ratificaron su potencial conquistando la Liga de Campeones. Primer éxito de Mourinho: llevar a un equipo de segunda fila a convertirse en campeón de Europa.

Tras su comienzo triunfal en el Oporto, Mou firmó por el Chelsea, club que devolvió a la élite del fútbol británico y continental. Con los blues, Mourinho también batió récord de puntos llevando al conjunto de Stamford Bridge a conquistar la Premier cincuenta años después. Además, el portugués dirigió al equipo a dos semifinales de Champions y sentó las bases para que ese mismo grupo siguiera cosechando éxitos internacionales tras su salida, caso de su llegada a la final de Champions de 2008 o la conquista de la Liga de Campeones la pasada temporada. Segundo éxito: devolver al fútbol de primer nivel a un histórico y ganar la Premier medio siglo después.



Finalizada su etapa en el Chelsea, Mourinho llegó al Inter para convertirse en una leyenda para el club neroazzurro. En su primer año logró devolver la Liga a las vitrinas del club interista y en su segunda temporada, antes de fichar por el Real Madrid, un triplete histórico cosechando además de la Serie A la Copa y la Liga de Campeones, dejando en la cuneta nada más y nada menos que al que muchos calificaban como el mejor Barcelona de la historia. Tercer éxito: ganar la triple corona con un grande venido a menos.

Después del Inter, llegó el Real Madrid y ya conocen la historia. Tras una época de grandes turbulencias en la casa blanca, Mourinho ha devuelto la estabilidad y los títulos al Bernabéu, cosechando una Copa y la mejor Liga de la historia para el club. De este modo, nos encontramos con que Mourinho ha ganado siete títulos de Liga de diez posibles, ha conquistado dos Copas de Europa con clubes por los que nadie habría dado un duro y está a una de ser el único en conseguir la Champions con tres clubes distintos, ha batido récord de puntos en tres países diferentes y ha cosechado un total de 19 títulos a lo largo de su carrera (pocos de ellos de relleno), triunfando en todos los lugares en que ha estado. Para Xavi, esto no es pasar a la historia. Para el resto, el catalán ha hecho el ridículo. Por todo esto Mourinho sí pasará a la historia, y lo que le queda. ¿Conseguirá algún día Guardiola triunfar lejos de los Messi, Iniesta y el propio Xavi? Habrá que verlo..."

Lo dicho, qué felices están algunos con los éxitos de otros equipos. Da la sensación de que la Champions que ganó Mourinho en el Oporto es La Décima del Madrid. Y la que logró con el Inter, La Undécima. Pero no. Eso lo ganaron el Oporto y el Inter, no el Real Madrid. Y mal que les pese, este Real Madrid no pasará a la historia por sus valores futbolísticos o la calidad admirable de su juego. Lamentablemente, la etapa de Mourinho en el Real Madrid será recordada por el dedo en el ojo, las tanganas, los pisotones, las agresiones, los insultos o los gestos de antideportividad abandonando el campo para no ver al rival levantando un trofeo. Ese estilo de fútbol no merece ser recordado. Sin embargo, Guardiola, entrenando al Barcelona, y sólo al Barcelona, se ha ganado la admiración del mundo entero. Del mundo entero, menos de un punto pequeño en el centro de la península ibérica, en donde sintonizan otra onda, la onda que sitúa a Cristiano Ronaldo como Balón de Oro. Sí, el mismo que "entusiasmó" ayer a los votantes de este trofeo con una actuación penosa mientras Messi le atizaba tres al Brasil del amigo Marcelo.

Van a su bola, a contracorriente. Y así les va. Dos títulos en dos años. Uno y dos. Y ya está. Pero, eso sí, felices con los éxitos del Oporto, el Chelsea y el Inter. ¡Qué bajo ha caído el Real Madrid!


Deja tu Comentario