2011-12-19 14:12 FC Barcelona Por: Administrador

El mal ejemplo de Mourinho llega hasta el Castilla



El Real Madrid dispone de una plantilla de película para zarandear a cualquier rival menos al que está a su nivel o al que es superior. Entonces, cuando no encuentra recursos para contrarrestar su debilidad, recurre a la violencia, las protestas, el victimismo con los árbitros... Al menos ha sido así desde que Mourinho es el entrenador del Madrid, un equipo al que se le conoce más por sus malos modos ants el Barcelona que por sus éxitos.

Este sábado fue expulsado Pepe en Sevilla, un futbolista que, de forma milagrosa, sólo es expulsado de tanto en tanto, aunque merezca ver la roja en casi todos los partidos que juega. Y esta semana nos hemos enterado de que los chavales del filial madridista, el Castilla, sabedores de los gustos de un Mourinho que no cuenta para nada con la cantera, tratan de hacer méritos ante el gran jefe con expulsiones y malos modos, a ver si así llaman su atención.



El Real Madrid debería hacérselo mirar: 11 expulsiones en 18 jornadas. No es ésta la mejor manera de formar a los jóvenes. La victoria a cualquier precio, que es el lema de Mourinho, no debería valer para las jóvenes promesas, pero así se educa en el Real Madrid. Y, claro, como sucede en el primer equipo, protestas y más protestas. Una injusticia, villarato... Al final resultará que la Federación también está muy interesada en que el Castilla no ascienda a Segunda A. Por cierto, no parece la Segunda B la categoría más digna para el filial del Real Madrid, pero es lo que hay. Y luego se quejan de que al Lugo, el segundo clasificado, le han enseñado 10 rojas y 29 amarillas menos que al Castilla.

Siguen sin entender nada. El problema no es que al Lugo le enseñen pocas tarjetas. El problema es que al Castilla le enseñen tantas. Es el gran problema del Real Madrid mientras mantenga esta cultura de quejarse por todo, incluso de lo más evidente, y justificar los errores de sus deportistas escondiéndolos detrás de supuestas conspiraciones judeomasónicas. A esos chavales se les está haciendo mucho daño, porque al final acabarán creyendo que existe una persecución contra ellos y mantendrán sus modales antideportivos esperando que los árbitros no se atrevan a incrementar la cuenta de expulsados madridistas.

Es un tema muy serio. Tan serio como que ahí está la gran diferencia entre los éxitos del Barça y los fracasos del Madrid en los últimos años. El Barça ha ganado el Mundial de clubs con once canterano. El Madrid presume ahora de que Callejón tiene algunos minutos. En el Barça se mima a la cantera, se la sigue de cerca y se solucionan los problemas cuando se crean. En el Madrid no entienden como "problema" que los jugadores del Castilla sean expulsados continuamente. Es normal que luego pase lo que pasa.



 


Deja tu Comentario