2013-05-21 11:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Manchester City ofrece 138 millones por Neymar



Joan Tubau

Neymar quiere jugar en el FC Barcelona y acabará fichando por el FC Barcelona. Pero no se lo van a poner fácil a Sandro Rosell, que podía haber tenido al jugador gratis la próxima temporada y ahora tendrá que pagar el gusto y las ganas. Tanto el Real Madrid como el Manchester City saben que Neymar nunca aceptará sus ofertas, pero Florentino Pérez y Ferran Soriano, que le tienen ganas a Sandro Rosell, están dispuestos a mover los hilos de forma que el fichaje sea ruinoso para el Barcelona y ponga incluso en peligro el equilibrio de su economía.



Se trata de una partida de ajedrez en la que los perdedores aspiran a obligar al vencedor a disfrutar de una victoria amarga. El objetivo es encarecer la operación con supuestas ofertas que no tienen intención de materializar. Cuanto más alta sea la cantidad que ofrecen al Santos y sus propietarios, más tendrá que pagar Rosell por el jugador. Y tanto Florentino como Ferran Soriano saben que las finanzas del Barcelona no están para gastarse 60 millones en un futbolista. Pero ese será el precio final que tendrá que abonar Rosell, que sabe que a estas alturas de la pelicula perder a Neymar, para reforzar al Real Madrid o a su enemigo irreconciliable Ferran Soriano, le supondría un coste irreparable para su imagen de cara a los socios barcelonistas después de anunciar su intención de presentarse a la reelección en 2016. Rosell tiene que fichar a Neymar al precio que sea y Real Madrid y Manchester City van a ocuparse de que sea el precio más alto posible.

La única esperanza que le queda a Sandro Rosell es que el jugador anuncie publicamente su deseo de jugar sólo en el FC Barcelona y en ningún otro sitio. Sólo así, con la complicidad del jugador, será posible asumir un coste razonable para una operación que se le está yendo de las manos al club blaugrana.


Deja tu Comentario