2011-05-14 16:05 FC Barcelona Por: Administrador

El Manchester se hace con la Premier




Manchester campeón de Liga al empatar con el Blackburn con penalti de Rooney

Londres, 14 may (EFE).- El Manchester United logró hoy su decimonoveno título de Liga tras empatar 1-1 con el Blackburn Rovers gracias a un penalti cometido por el portero Paul Robinson sobre el mexicano Javier Hernández en la segunda parte, que Rooney supo resolver de manera magistral.

El United pagó caro el descanso de Edwin van der Sar, su portero titular, al que Alex Ferguson quiso cuidar esta semana para no agotarlo en exceso antes de la final de la Liga de Campeones, el 28 de mayo.

El polaco Tomasz Kuszczak fue el encargado este sábado de salvaguardar la meta de los "diablos rojos" en el partido en casa del Blackburn Rovers, correspondiente a la trigésimo séptima jornada de Liga.

Un minuto y medio fatal, el único de descuido en el Manchester, permitió una opción de gol al Blackburn que le vino demasiado grande al suplente Kuszczak, de 29 años. Se equivocó en el cálculo y, por no despejar a córner y evitar un peligro inminente, tomó la decisión más perjudicial del equipo.

Exceptuando ese instante y el minuto previo, el Blackburn perdía en todas partes menos en el marcador. La posesión de balón desvelaba cifras arrolladoras: el Manchester tuvo el esférico el noventa por ciento del primer tiempo frente a un diez por ciento del rival.

Van der Sar, el holandés de 40 años que se retirará al acabar esta temporada, fue testigo del error de su compañero y del dominio de su equipo desde las gradas, donde se sentó junto al coreano del plantel Park. Ambos, ataviados con trajes de chaqueta oscuros, proyectaron una seria imagen, poco habitual en su vestuario de una jornada sabatina.

Tras la reanudación, el Manchester siguió creciendo, aunque volvió sufrir unos minutos de debilidad cuando el Blackburn estuvo a punto de aumentar su ventaja, a media hora del final. Ingresó el veterano Paul Scholes, en sustitución del brasileño Fabio da Silva, pese a que este último estaba funcionando muy bien por el lateral derecho.

El momento cumbre del partido llegó en el minuto 69, de la mano de "Chicharito". El delantero mexicano Javier Hernández se dirigía a puerta con el balón y el portero del Blackburn, el inglés Paul Robinson, se sintió tan amenazado por la cercanía de la joven promesa que salió en el instante más inoportuno a detenerlo.

Metió el brazo entre sus piernas y Hernández tropezó. Acabó en el suelo y, pese a que el juez de línea no había levantado el banderín, el árbitro dio la razón al Manchester y lo congratuló con un penalti a su favor.

El encargado de ejecutarlo, Wayne Rooney, acertó e igualó el marcador.

A partir de entonces, el United sólo tenía que defender. El empate le era suficiente para proclamarse campeón de Liga.

En el banquillo del Blackburn se quedó sin minutos Roque Santa Cruz, el paraguayo que se estrenó en el fútbol inglés junto a ese equipo, probó suerte en el Manchester City y regresó a Ewood Park.

Sí tuvo un papel destacado en el plantel local el español Michel Salgado, exjugador del Real Madrid, que luchó a destajo para sumar puntos y alejar al Blackburn del peligro de descenso.

Otros equipos que se jugaban su permanencia esta tarde eran el Wolverhampton y el Blackpool, que ganaron hoy ante el Sunderland (por 1-3) y ante el Bolton (por 4-3), respectivamente.

También el West Bromwich Albion se impuso al Everton este sábado por 1-0, momentos antes de arrancar la final de la Copa de Inglaterra en el estadio de Wembley, la cita que más expectación reúne este fin de semana. En ella se enfrentan el Manchester City y el Stoke, que tendrán que resolver su duelo correspondiente a esta semana en la Premier League el martes.



Los de Manchester superan al Liverpool en títulos ligueros.




Este club del norte de Inglaterra, el más antiguo del mundo con 133 años de historia, quiso cerrar en abril de 2010, antes del Mundial de Sudáfrica, su acuerdo con el Chivas de Guadalajara para tener a "Chicharito" como entre sus opciones ofensivas a partir del 1 de julio, aproximadamente un año después de perder a Cristiano Ronaldo en el traspaso más caro de la historia (95 millones de euros con destino al Real Madrid).

La campaña que hoy termina para el Manchester, pese a su irrelevante prueba de la próxima semana ante el Blackpool, ha estado marcado por fiel permanencia en el liderato. El 20 de noviembre desbancó al Chelsea de ese podio gracias a una arrasadora victoria por 7-1 ante el Blackburn Rovers, precisamente el mismo equipo que hoy permitió su coronación.

Desde entonces, el Arsenal ha sido su más cercano perseguidor, pero perdió sus esperanzas para el título el 1 de mayo, al caer derrotado frente al ya campeón de Liga en el Emirates (1-0).

A diferencia de la temporada anterior (2009-2010), en la que el Chelsea ganó el campeonato por la diferencia de un solo punto y en la última jornada, el Manchester pudo cantar este año el alirón en la décimo séptima semana del calendario liguero, lo que indica que todavía podría aumentar sus actuales 77 puntos.

Se trata de una suma bastante baja de enteros en comparación con los 86 conseguidos por los "blues" la campaña anterior o por este mismo equipo, el Manchester, al ganar la Liga en 2008-2009 con 90 puntos.

Igualmente, le han sido útiles al Manchester para lograr su duodécimo título en dieciocho años. Ryan Giggs y Paul Scholes, que se unieron a las filas del equipo en 1990 y 1991, respectivamente, han vivido y disfrutado todos ellos. Gary Neville, que empezó a militar en el club también en 1991, ya no formó parte hoy de la plantilla activa que celebró el éxito, pues anunció su retirada a mitad de esta temporada.

Otro emblema de este club, propiedad del estadounidense de origen judío Malcolm Glazer y su familia, es el hombre que mastica chicle durante cada partido del Manchester. Sir Alex Ferguson celebrará el 31 de diciembre próximo su 70 aniversario y cumplirá un cuarto de siglo como técnico del United el 7 de noviembre, cuenta ya con diez títulos de Liga en su vitrina.

Lo mejor de todo es que Ferguson podría conducir este año a un "doblete" histórico, objetivo que perseguirá al enfrentarse al Barcelona en la final de la Liga de Campeones el 28 de mayo en Wembley.

Un resultado favorable ese día entregaría a Ferguson la tercera Copa de Europa (después de las de 1999 y 2008) y la cuarta al club, que también cuenta con la de 1968.

Después de esta hazaña, el Manchester vuelve a instaurar su poderío en la tabla de la Premier League, en la que flojeó el año pasado al dejar escapar la oportunidad de proclamarse campeón por cuarta temporada consecutiva, desde la acontecida en 2006-2007.

En aquel momento terminó con 89 puntos, seis más que el segundo clasificado, el Chelsea, equipo junto al que volvió a agonizar en la carrera por el título el año siguiente, cuando el conjunto de Ferguson sacó de nuevo ventaja con 87 puntos sobre 85.

Ya en la temporada 2008/2009 y con Cristiano Ronaldo convertido en el extremo con más goles marcados en una misma temporada para el Manchester, al superar en la anterior campaña la marca del célebre George Best (32 goles durante la temporada 1967-68), el club volvió a llevarse el trofeo de Liga a casa.

Dos años después, una plantilla combinada con veteranía y juventud, ha devuelto hecho posible otra alegría más para la afición de Old Trafford. Nombres claves de la selección inglesa como Rio Ferdinand y Wayne Rooney, la pareja de mellizos y laterales brasileños Rafael y Fabio Da Silva, el ecuatoriano Antonio Valencia, el gran goleador Dimitar Berbatov y la revelación del momento, Javier Hernández, han formado parte de ese decimonoveno título.

EFE





Deja tu Comentario