2014-01-08 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

El mejor está de vuelta con hambre de gol y ganas de cerrar bocas (4-0)



Joan Tubau

Que le den a Cristiano Ronaldo lo que quieran. Que aproveche los minutos de gloria que le ha proporcionado la lesión de Leo Messi. Que lo disfrute, porque se ha acabado la diversión. Leo Messi ha vuelto. Y ha vuelto herido, con ganas de ajustar cuentas y con las pilas bien cargadas. Lo que puede suceder de ahora en adelante en esta temporada puede ser explosivo.



Porque Messi no ha vuelto para rescatar al Barça del caos. Lo que ha ocurrido hoy es una buena muestra. Saltó al césped para ayudar a un equipo que ganaba por 2-0 a redondear la faena con un 4-0. Cesc abrió el camino y él lo ha cerrado. Dos goles para cada uno. Así se escribe la historia. La lesión alejó a Messi del Barça dejándolo líder y su recuperación le devuelve encontrándose al equipo donde lo dejó. Son otros los que necesitan de salvadores. El Barça tiene a su mesias, al más grande de todos los tiempos, pero tiene también un equipo que sabe a lo que juega.

Cesc abrió el camino del triunfo con un golazo de precisión dirigiendo a gol de cabeza un centro de Pedro. Luego amplió la ventaja lanzando de manera magistral un penalti que le habían hecho a Pedro. El Barça ganaba fácil, sin alardes, pero imponiendo su estilo, el estilo de siempre. Y salto Messi al campo. Unos minuros de prueba y pronto el público del Camp Nou se apercibió de que estaba ante la mejor versión del argentino, que en esos 30 minutos ha ido de menos a más, probándose a sí mismo hasta alcanzar el climax con el golazo que cerraba la cuenta. Primero un gol de oportunismo aprovechando una gran jugada trenzada por Cesc y Montoya, Y luego, en los instantes finales del partido, un gol de potencia, velocidad, habilidad y colocación. Un contragolpe bien llevado, sorteando a los rivales, que acabó con un disparo colocado y certero que puso en pie al Camp Nou.

Que tiemble el Atlético porque aquí está Messi. Que no le den el Balón de Oro, que despierten a la fiera con el amor propio herido. El Barça está de enhorabuena porque recupera al mejor Messi. De la lesión, ni rastro. Ha probado eslaloms, ha ido al choque, ha realizado sprints, ha lanzado faltas, ha hecho paredes, ha dado asistencias y ha rematado. Todo eso en media hora.



Leo estará el sábado en el equipo titular del Barcelona que saltará al césped del Calderón. No queda claro que Neymar pueda estar ese día a su lado. Pero es igual. ahí están Pedro y Alexis. Y Cesc. Este equipo ha nacido para golear. Vuelve Messi y vuelve a un equipo que es líder y que marcha imparable en la Copa y la Champions. Nadie le pedirá milagros. Sólo que mejore al mejor equipo. Es lo bueno que tiene el Barça, que le proporciona a Messi títulos para que pueda aspirar a cualquier galardón individual. Otros se presentan al concurso con las manos vacías y muchos goles de penalti.

El fútbol recupera a su dios. Los monaguillos están ahora de más. Cuando el original está de vuelta, las imitaciones sobran.


Deja tu Comentario