2014-11-11 19:11 Real Madrid Por: Administrador

El "milagro" Varane, en la portada de France Football



Raphael Varane ocupa toda la portada del número de France Football de la presente semana con un titular muy explicativo: "Milagro Varane". Y no les falta razón a nuestros colegas franceses. Varane llegó al Real Madrid siendo un perfecto desconocido, entró por la puerta de atrás y sin hacer ruido. Aunque, eso sí, llegaba incorporada la "garantía" de Zidane. No lo ha tenido fácil porque para abrirse hueco en el Real Madrid debe luchar con dos pesos pesados, Pepe y Sergio Ramos, pero aún así, nunca ha defraudado cuando ha tenido la oportunidad de jugar y Didier Deschamps le tiene en la selección francesa como a un intocable. Esta semana le ha convocado para los dos amistosos que la selección gala disputará como preparación para la Eurocopa 2016 que tendrá lugar en el país vecino. Y mientras Raphael Varane va quemando etapas en su progresión como futbolista, a estas alturas ya está considerado como uno de los mejores centrales del mundo.

Varane ha desvelado una curiosa anécdota que tiene que ver con su fichaje por el Real Madrid en mayo de 2011: "Estaba en plenos exámenes de bachillerato y no paraban de llamarme de diferentes clubs por mi fichaje. Mi madre me decía que estaba viviendo la época más movida de mi vida y quizá la más importante. Entre todas las llamadas estaba el de Zidane, que quería hablarme sobre el Real Madrid. Pero en ese momento no reconocí su voz y como era tarde y estaba cansado no le dejé continuar demasiado. Sin casi pensarlo le pedí que me llamara después. Pero cuando colgué mi hermano Anthony dijo que estaba loco. Por suerte luego pudimos hablar mucho más, pero admito que no he comentado esto con él, porque reconozco que estaba un poco avergonzado".



Y explica cómo recuerda las negociaciones para su fichaje por el Real Madrid:  "cuando fiché por el Madrid no me di cuenta del cambio, pero cuando vi 60 periodistas en Barajas el día de mi llegada comprendí pronto que el cambio sería brutal. Ya nada iba a ser como antes y no me lo esperaba para nada. Cuando tienes 18 años no es evidente y no estaba preparado para vivir eso. Sinceramente, me ha faltado tiempo para aceptar y asimilar las consecuencias de mi elección. Estaba listo para entrar en el vestuario con todas las estrellas, pero me asustaba un poco la presión mediática".

Pero ahora no se arrepiente y se siente feliz por haber elegido el Real Madrid y no otros equipos que se interesaron por él:  "todo ha sobrepasado mucho mis expectativas. He hablado mucho de esto con mi amigo de la infancia Mathieu, con el que compartía habitación en la ciudad deportiva del Lens. Recuerdo que le dije 'es duro el mundo profesional, si lo consigo ser a los 19 estaría bien'. Finalmente conseguí serlo a los 17 y fichar por el Real Madrid a los 19. Nunca me lo habría imaginado, no me veía así de pequeño. No lo pensé hasta los 16, antes sólo me centraba en el placer de jugar. Yo estaba contento como estaba en el Lens".

Y asñi recuerda sus primeros entrenamientos con el Real Madrid:  "tenía los ojos bien abiertos para aprender y me decía que no podía pedirle la camiseta a mis compañeros. Tenía que demostrar que no me sentía por debajo de ellos y que tenía nivel para formar parte del grupo. Y me di cuenta de que no tenía derecho a la relajación o a dejarme llevar. En un momento dado debí hacerlo sólo durante unos segundos y Kaká me hizo un caño fácilmente. Así que me dije 'esto debe ser el alto nivel, así que debo estar a tope todo el tiempo. ¡Si no estás perdido!' Y he aprendido rápido, . Ahora si quiero una camiseta es más fácil".



Varane ya ha llegado a la cima y ahora se trata de mantenerse: "me gustaría mucho ganar el Mundial y la Eurocopa con Francia. Porque cuando estás con la selección o el Real Madrid lo que importa no es participar, sino ir hasta el final. De los triunfos no nos cansamos nunca, ni a los 20 ni a los 30". 

 
 

Deja tu Comentario