2013-04-15 13:04 FC Barcelona Por: Administrador

El "morro" de Sergio Ramos



Sergio Ramos, el jugador más consentido del fútbol español, el que más penaltis comete y menos le pitan y uno de los que utilizan la fuerza bruta para intimidar a sus rivales con la tranquilidad que da saber que los árbitros le dejarán hacer, ha tenido el santo cinismo de quejarse del trato que recibe de los árbitros. Respecto al partido de San Mamés ha dicho: “Yo no me quejo. Este es un deporte de hombres y de contacto y hay un árbitro para poner un poco de orden. Ahora, la entrada que me han hecho la hacemos Pepe o yo y como mínimo vemos la roja. A nosotros se nos mira diferente”. Hay que tener mucho morro para decir eso, especialmente por meter a Pepe en el mismo saco. Pepe, el que va pisando manos, pies y todo lo que se le pone por delante con total impunidad...Y tiene delito que Ramos, acostumbrado a jugar a balonmano en su área y a derribar contrarios sin los que los árbitros se atrevan a señalar penalti y que es el futbolista que menos motivos tiene para quejarse, quiera ganarse el aprecio de su entrenador siguiendo sus métodos que obligan al llanto desesperado. A lo mejor se gana el cariño de su entrenador, pero con estas declaraciones ha hecho un ridículo espantoso.

¿A quién quiere engañar Sergio Ramos? ¿Se trata ahora de llorar como equipo segundón y perdedor porque el Barça no cede, mantiene los trece puntos de diferencia respecto a sus perseguidores y en el Madrid ya no ven la manera de impedir que los blaugrana sean campeones? ¿Vuelve a llorar el equipo que más calladito debería estar?




Deja tu Comentario