2011-12-31 21:12 FC Barcelona Por: Administrador

El nuevo año llega como empezó el anterior



Una situación que se repite en cada fin de año. Los merengues pasan una Nochevieja que les suena a eso, a vieja. A vieja canción que parece a estas alturas parece más un tradicional villancico. Una vez más, este año les ha vuelto a pasar por encima en el clásico de antes de Navidad. El año pasado les cayó un 5-0. Este año ha sido un resultado más corto, pero más doloroso al ser en su propio estadio.

Y de nuevo, en medio de la decepción, empiezan a hablar del que podría ser el próximo entrenador del club. Ya hablaron de José Mourinho cuando Manuel Pellegrini encajó un 2-0 en el Camp Nou en el partido de ida de la temporada 2008-09 y lo mismo han hecho este año hablando del seleccionador alemán Joachim Löw. El año pasado respetaron a "Mou" porque era el primer año de su última gran apuesta y no se podía empezar a dejar de creer en tan millonario proyecto.



Pero este año ya es el segundo consecutivo y para colmo venimos del año de los siete clásicos, en el que el Barça sólo ha dejado de imponerse en uno de ellos. Algo que empieza a ser una situación límite y que en la central lechera saben que no durará mucho. Por eso ya se han empezado a buscar a un posible sustituto. Un entrenador con cara de mal humor y con pintas de ser muy estricto con el trabajo. Y suponiendo que fuera verdad, ¿qué vendrá luego? ¿Cuál será el siguiente arma de Florentino Pérez? No existen tantos malcarados por el mundo y está a punto de agotar al peor de todos. ¿Con Löw hará lo mismo?

Seguiremos escuchando rumores sobre su llegada al Madrid después de la eliminatoria de Copa que se avecina entre Barça y Madrid si las cosas no se tuercen en el camino de los de Pep Guardiola. Mientras unos buscan su norte, otros lo mantienen en el punto de mira desde hace varias temporadas, y en esta, más que nunca. Ellos siguen contando estadísticas, pichichis y goles. El Barça cuenta títulos nacionales e internacionales. Se avecina un 2012 glorioso para el Barça. Una realidad para los azulgranas, una utopía para "los pálidos".


Deja tu Comentario