2013-01-12 20:01 Real Madrid Por: Administrador

El Osasuna y el árbitro frenan al Madrid (0-0)



Con las vueltas de Casillas e Higuaín a la titularidad pero sin Cristiano, Pepe ni Ramos, el Madrid afrontaba una salida complicada a Pamplona. La intensa lluvia que ha caído sobre el Reyno de Navarra predecía un encuentro de lucha contra un equipo peleón e intenso, obligado a puntuar para salir del pozo de la clasificación.

Lo cierto es que el conjunto de Mourinho no ha jugado un buen partido. La espesura y la falta de llegadas a las áreas han sido la tónica del gris encuentro. Un Osasuna bien plantado y muy sólido ha cortado todas las vías de creación, con un Modric desaparecido y sin ideas. Excepto algún remate lejano, el conjunto rojillo no ha creado ningún tipo de peligro sobre la portería de Casillas.



Para el Madrid, solamente un remate de cabeza de un incansable Callejón ha creado un poco de peligro en los dominios de Andrés Fernández. Con un Varane imperial, cortando todos los balones largos, los de Mourinho no han sufrido demasiado en la parcela defensiva. Con el empate inicial se ha llegado al descanso.

La segunda mitad ha empezado con un fuerte disparo de Kike Sola que ha tenido que despejar Casillas. Osasuna se ha crecido con el paso de los minutos y ha buscado las cosquillas de la zaga blanca, muy expeditiva y acertada. Mourinho ha metido a Benzema y Kaká por Di María e Higuaín para intentar cambiar la peligrosa dinámica en la que se encontraba el Madrid, pero los cambios no han surtido el efecto deseado.

Poco después ha entrado Özil en el lugar de un inaudito Modric. El croata no ha estado nada acertado jugando en la mediapunta y se ha ido cabizbajo. El Madrid lo ha intentado con más corazón que fútbol, pero no ha creado excesivo peligro. Armenteros ha vuelto a probar a Casillas desde lejos, pero el cancerbero de Móstoles estaba bien colocado para despejar el balón.



A falta de un cuarto de hora para el final, Kaká ha visto la segunda tarjeta amarilla porque un jugador rojillo le ha chutado el balón cuando intentaba sacar una falta en el centro del campo. Clos Gómez ha enseñado la cartulina al brasileño, que antes había propinado un codazo a Cejudo en un salto. Instantes después, Callejón ha rematdo de primeras un centro desde la derecha para batir a Andrés Fernández, pero el linier ha alzado el banderín y el árbitro ha anulado el tanto de el de Motril. Un fuera de juego muy justito.

Antes del final del partido, Damià ha provado un potente disparo desde la línia de tres cuartos que se ha marchado fuera. El Madrid ha empujado pero nada ha podido hacer para romper la igualada. En el minuto 90, una pequeña trifulca entre Özil y Lolo ha parado el juego y finalmente el encuentro ha acabado con un Madrid abatido.



Deja tu Comentario