2013-04-24 15:04 FC Barcelona Por: Administrador

El padre de Messi dice que Leo no estaba para jugar



Leo Messi recibió el alta médica apenas dos horas antes de iniciarse la debacle del Allianz Arena que acabó con la estrepitosa derrota del FC Barcelona por 4-0. Lo cierto es que el Messi que se vio en Múnich nada tuvo que ver con el que suele deleitar en todos los partidos que disputa enfundado en la camiseta del FC Barceliona. Pero jugó.

Josep Maria Minguella, ex agente de futbolistas y actualmente integrado en el entorno mediático del club, afirmó en la Cadena COPE que el padre del futbolista le reconoció que "Leo no estaba para jugar". La declaración del padre del futbolista contrasta con la versión ofrecida por Leo, que saltó al terreno de juego convencido de que sí estaba en condiciones de ofrecer su mejor nivel.



Lo cierto es que la decisión final sobre su participación en el juego la asumió el propio Leo Messi. Luego su rendimiento estuvo muy lejos de su mejor versión. Apenas inquietó a la defensa alemana, no disparó a puerta ni desbordó en ningún momento. Sorprende que un futbolista con su facilidad goleadora no intentara el disparo ni una sola vez. De hecho, jugó muy lejos de la portería contraria y la zaga alemana apenas tuvo trabajo con él.

Los datos estadísticos del partido ofrecidos por la UEFA confirman que Messi (7.409 metros) corrió durante los 90 minutos tcasi cuatro kilómetros menos que las estrellas del Bayern Robben (10.997 metros) y Ribèry (10.487). Además, apenas tocó 75 balones, una cifra que se queda muy lejos de los 90 que jugó ante el Benfica y el Milan. Era evidente que Messi no estaba bien físicamente, pero Tito Vilanova le mantuvo sobre el terreno de juego esperando que su sola presencia generara sensación de intimidación en la defensa alemaba, aunque lo cierto es que Leo no consiguió desbordar ni llegar con peligro en ningún momento.

De todas formas, hasta el mejor maestro tiene derecho a poner un barrón en su trayectoria. El partido de Múnich ya es historia y en la vuelta el Barcelona puede recuperar la mejor versión de Leo. Y cuando eso ocurre, todo es posible.



 
 

Deja tu Comentario