2013-02-28 18:02 FC Barcelona Por: Administrador

El País convierte a Casillas en portavoz del Madrid



Diego Torres publica hoy en El País un interesante artículo en el que describe cómo fue la orden de Mourinho para que Iker Casillas ejerciera de entrenador en la rueda de prensa postclásico: "La aparición de Iker Casillas en el paraninfo del Camp Nou, ocupando el lugar que el protocolo reservaba al mánager, fue uno de los asuntos más comentados en el avión de regreso del Madrid tras eliminar al Barça de la Copa. Hacía tiempo que José Mourinho necesitaba una inyección de prestigio, una aparición triunfante en público. La derrota que acababa de infligir al Barça (1-3), la más rotunda de su carrera como técnico, le abría las puertas de la gloria en la sala de prensa. Pero no compareció. Dicen en el vestuario que Mourinho acabó el partido con cara de ofendido. Que le oyeron dirigirse a Casillas con tono de reproche, dramatizando su condición de trabajador desinteresado. Dijo algo así, según un testigo: “Ocupad los focos vosotros, los capitanes, los héroes del madridismo, que yo, en el día de mi apoteosis, desprecio la fama”. Ni lento ni perezoso, Casillas dio un paso al frente y se presentó ante la prensa en representación del club.

Quizá Mourinho no esperó semejante velocidad de reacción en el portero. Lo cierto es que no le gustó ni su comparecencia ante los medios ni su presencia en la expedición. Oficialmente de baja tras una operación en una mano, Casillas no estará en condiciones de competir hasta abril. El mánager no le había incluido en la lista del viaje al Camp Nou pero el capitán se apuntó para acompañar al equipo. Por su cuenta y vocación. Tras una jornada acalorada, pues discutió con Mourinho por la mañana pidiéndole que, para cultivar la cohesión interna, llevara al partido a todo el grupo, incluyendo a Marcelo y Albiol.



El técnico no accedió. Se empeñó en dejarlos en Madrid bajo el argumento de que debían ponerse a punto entrenando horas extras. Lo que nadie esperaba, ni siquiera Mourinho, era que Casillas cogiera el guante del desafío y se arrojara a ejercer de portavoz. Con brillantez, por cierto".

Como informábamos ayer en Madrid-Barcelona.com, Mourinho no tuvo que decirle a Casillas dos veces que acudiera a la sala de prensa a realizar las funciones del entrenador. Casillas, como parte integrante de la autogestión en la que vive el actual Real Madriid, se sintió en el derecho de capitalizar el triunfo en nombre de los jugadores mientras su entrenador se dedicaba a hacerse fotos con su pandilla escondiendo dos dedos de la mano. La presencia de Casillas, como mínimo, sirvió para subir el nivel de la imagen que dan el entrenador del Real Madrid y su ayudante fiel en las ruedas de prensa,


Deja tu Comentario