2012-09-20 21:09 Real Madrid Por: Administrador

El PAÍS sigue en su cruzada implacable contra el Madrid y Mou



Cuando la evidencia de lo visto por televisión no deja margen de maniobra, habrá que recurrir a las estadísticas. Eso es lo que debió pensar Torres para realizar su artículo de hoy, titulado "Cristiano lanzó su misil". En él, minimiza la mejoría en la circulación de balón, el dinamismo, la presión más alta y hecha de mejor forma y la actitud del equipo... todo eso que todos vimos contra el City, para justificar la victoria debido a una simple sucesión de disparos lejanos y decir que el equipo jugó básicamente igual que contra el Sevilla:

- "La crisis no se apagó corriendo más sino disparando misiles de largo alcance. A falta de infantería, el Madrid doblegó al Manchester City con artillería pesada. Con dos tiros desde fuera del área, de Marcelo y de Benzema, y otro, el último, el de Cristiano, desde el vértice del área. Lo que el equipo no pudo hacer mediante un juego más elaborado lo completó con ese recurso que tantos puntos le brindó en el último campeonato de Liga".



- "Las dificultades del Madrid para alcanzar con claridad posiciones de disparo, acentuadas con la presencia de Khedira en la media punta, se solventaron a fuerza del viejo recurso del tiro de media y larga distancia" (...) "La diferencia no estuvo en la cantidad de sudor segregado. Estuvo en la cantidad de misiles disparados sin pasar a través de las líneas enemigas". 

Ahora resulta que los partidos se miden sólo por las estadísticas y no por las sensaciones que un equipo deja sobre el terreno de juego. Cuando el Madrid gane un partido firmando unos números estratosféricos, se dirá que sólo lo ha hecho bien de cara a las bases de datos y que la imagen visual no es buena. Hipocresía pura y dura.

Por lo demás, y cómo no, Diego Torres también aprovechó para volver a cargar contra Cristiano Ronaldo: "La victoria sirvió para aplazar momentáneamente las tensiones internas en el club. A Cristiano, en particular, el gol del triunfo (3-2) le restauró su imagen emborronada ante un público que observó con suspicacia la confesión que hizo hace dos semanas declarándose triste".



Sámano y el discurso de Mourinho

Otro hombre de EL PAÍS, José Sámano, escribe hoy también un artículo titulado "La crónica de Mou". En él, critica el supuesto trato autoritario del entrenador del Madrid respecto al caso Ramos, diciendo que no permite a nadie ir en contra de sus opiniones. También carga contra él por oportunista y ventajista, señalando sus palabras en la rueda de prensa posterior al partido ante el City:

"Se expresó con todo el derecho que él niega a gente como Sergio Ramos" (...) "Acusó a sus enemigos (la prensa) de que supuestamente iban a hacer lo que justamente él hizo, dejarse llevar por un resultado". (...) "Si Ramos no jugó por decisión técnica, que lo explique. La prensa que tanta urticaria le produce cuando no es militante es el hilo conductor con los socios, hinchas, abonados y consumidores de fútbol y madridismo que le permiten ser tan especial hasta en la cuenta corriente". (...) "El técnico portugués también aludió al ADN del Madrid, cuyo árbol genético descifra a su antojo".

Parece que esta gente no ha comprendido que Mourinho no es periodista, es entrenador de fútbol. Puede hacer lo que le venga en gana y poner las normas de comunicación que quiera, porque el único objetivo que debe tener en mente es el de ganarlo todo para el club que le paga. Y si es mejor que nadie hable para conseguirlo, adelante. No tiene ninguna obligación de explicar nada ante la prensa y ante todo, la tendría frente a los aficionados, que de estar descontentos con él lo expresarán de múltiples formas. Lo que a la hinchada del Madrid le interesa es que el Madrid gane, sin más. Y sobre el ADN del Madrid, Mou ya ha encontrado socios que le respaldan, como Emilio Butragueño... pero parece que a determinadas personas les irrita profundamente ver que el luso tiene el más mínimo éxito. Su única función y deseo es enredar. Lamentable.  


Deja tu Comentario