2013-01-14 23:01 Real Madrid Por: Administrador

El Piqué más bocazas vuelve a chulearse del Madrid



Sin motivo alguno, el defensa del Barça se refirió al eterno rival de manera sibilina e irónica, concentrando, cómo no, los ataques sobre Mourinho: "Me hace gracia porque me acuerdo de que cuando el Madrid ganaba, a Mou se le permitía todo. Vino aquí y le metió el dedo en el ojo a Tito. ¿Cuántos partidos de sanción tuvo? Cero. Ahora que Mourinho se carga a Iker, ahora que encierra a un periodista, se le critica. Mourinho siempre ha sido así".

Parece que Piqué sufre amnesia, ya que a Mourinho le cayeron dos partidos de sanción por en incidente del ojo de Tito Vilanova. Un Tito, por cierto, que también fue castigado con un encuentro. Sólo la tradicional medida de gracia impuesta por Ángel María Villar por su reelección como presidente de la RFEF y la Eurocopa conquistada por España hizo que la sanción no fuese efectiva (sanción que, dicho sea de paso, era evidentemente injusta al castigar a Mou con un partido más que a un Tito Vilanova que, junto con buena parte del banquillo culé, provocó los incidentes que después derivaron en la imagen vista por todos).



Piqué siguió a lo suyo: "Desde que llegó, siempre ha sido así. Se le permitía todo. No creo que la prensa tenga que ser así. Y no sólo lo digo por el Barcelona, también por el Madrid. El Barça no lo hace todo bien. Lees las portadas de Mundo Deportivo y del Sport y parece que lo hace todo bien. Se empiezan a hacer las cosas mal. Lo digo por los dos bandos. por Madrid y por Barcelona".

¿Ha provocado la ventaja de 18 puntos del Barça una iyección de 'valores' de La Masía a sus hombres? Eso parece, y explica que Piqué vaya por ahí dando lecciones de moral. También de fútbol. Por supuesto, en sus críticas al Madrid no faltó la exposición tan sabida del barcelonismo de analizar las cosas según lo que ellos juzgan y creen como lo único correcto, admisible y maravilloso: "El Madrid nunca se ha basado en jugar muy bien al fútbol. Se basa en intensidad y ambición. Y eso le faltó ante Osasuna".

Vaya. O sea, que todo lo que no sea jugar como el Barça no es "jugar al fútbol". Una visión bastante unitaria de la realidad. Parece que Piqué no considera que la Liga de los récords conquistada por el Real Madrid el año pasado se ganase jugando bien al fútbol. Sólo se lograron 100 puntos y 121 goles con intensidad. ¿Se puede ser más cerrado de mente? Ya saben, el pensamiento único...




 
//

Deja tu Comentario