2011-04-26 11:04 Real Madrid Por: Administrador

El Platinato sigue ayudando al Barça



El bueno de Pep lo ha conseguido. Ese entrenador modélico que jamás hablaba de las actuaciones arbitrales y sólo se centraba en mejorar al equipo se ha visto superado por la estrategia de Mourinho, algo que ha hecho que copie el estilo del portugués.

Y es que Guardiola ahora parece sólo saber hablar de árbitros y del “otro fútbol”. Los mismos hechos que provocaban la ira de la prensa mediática en la figura de Mourinho son ahora vanagloriados en la figura de Pep. Y es que el de Santpedor, si no tenía suficiente quejándose de que le anulasen un gol ilegal en la final de Copa, también ha logrado provocar que la UEFA se vuelva a rendir a los deseos del barcelonismo con la designación de Wolfgang Stark para la ida de semifinales.

Sólo unas palabras de Guardiola sobre los rumores de la designación de un portugués para el encuentro le bastaron para empezar a crear presión al máximo organismo europeo."Si es así estoy convencido de que el entrenador del Real Madrid estará felicísimo, estará contentísimo. Si al final es así, lo fue mucho el año pasado en la ida y lo será esta vez". El entrenador del Madrid estará muy contento. Ya lo estuvo el año pasado (en referencia al colegiado que dirigió el Inter-Barcelona de la campaña pasada, Benquerença, muy criticado por el Barça) y lo estará este año”. Dicho y hecho, nada de árbitros portugueses y sí uno que se declara abiertamente fan de Messi y que ya sabe lo que es perjudicar gravemente al Real Madrid.



En el pasado partido de ida de octavos de final ante el Olympique, el colegiado alemán se tragó un clarísimo penalti de Gourcuff tras el lanzamiento de una falta de Cristiano Ronaldo provocando  la queja de José Mourinho en rueda de prensa, cuestionando las funciones de los jueces de área tras el empate a uno con el que acabó el partido de octavos de final en el estadio Gerland.

Y es que las estadísticas de Stark hablan por sí solas. Al Madrid le ha dirigido seis partidos: tres victorias (ante Marsella, Rosenborg y Juventus), un empate (en octavos contra el Lyon en esta edición) y dos derrotas (ante Lyon y Juve). Al Barça le pitó cinco: una victoria, tres empates y una única derrota. Si el Madrid tiene a cuatros jugadores apercibidos de sanción, - es lo que tiene ser el único equipo del mundo que no puede forzar tarjetas - más vale que se anden con ojo ya que tiene pinta que las amarillas no tardarán en mostrarse para no perjudicar a su querido Messi...


Deja tu Comentario