2011-03-24 23:03 Real Madrid Por: Administrador

El Power asalta la Caja Mágica del Real Madrid



El equipo de Valencia demostró más recursos que el de Madrid, no falló en la zona como el martes pasado y encontró en la falta de recursos y la precipitación de los blancos en los últimos minutos a unos buenos aliados. Todo queda en el aire de cara a los dos encuentros que jugarán en la Fuente de San Luis la próxima semana.

Cook fue el mejor de los taronja con 20 puntos y 25 de valoración y Llull destacó en los locales con 18 y 16, respectivamente.



El Madrid dominó el comienzo del encuentro y llegó a tener hasta 7 puntos mediado el primer cuarto (17-10) con Prigioni dirigiendo acertadamente a los suyos y Tomic y Suárez anotando.

La entrada de De Colo dio mayor consistencia al juego del Power, que hoy sí controló el rebote, incluso en la zona rival, para llegar a la primera pausa sólo dos abajo (19-17).
Igual que ocurrió el martes, el primer tirón de los blancos quedaba anulado poco después por los taronjas.

Nadie contaba con Velickovic. El serbio sorprendió a la defensa valenciana y fue la base del segundo tirón local con 7 puntos en menos de cinco minutos para que el Madrid se volviera a ir en el marcador (31-22) en el minuto 15 con los tiradores del Power desaparecidos. Además, Javtokas y Savanovic volvían a fallar en los libres.



La entrada de Vidal por Llull un minuto después y la puntería repentina de Cook con dos triples seguidos propiciaron que, de nuevo, el Power se pusiera a 3 (33-30) y, posteriormente, empatara a 35.

Con los pivots de ambos equipos cargándose de personales, sobre todo los del Madrid, Reyes, Fischer, Velickovic y Mirotic con dos, y Lishchuk con dos en el Power, el partido llegó al descanso con todo por decidir (38-35). El pívot del Valencia sumaría otras dos en los primeros minutos del segundo tiempo.

Cuatro triples consecutivos de los visitantes, dos de Cook, una de Savanovic y otra de Richardson, más una de dos de Martínez, por dos libres de Tomic pusieron arriba al Power (45-46), en el minuto 25, obligaron a pedir tiempo a Molin y a sustituir a Reyes por Mirotic.

Prigioni con una de tres y Mirotic respondieron y, además una antideportiva de De Colo, autor de otro triple en esos instantes, sobre Llull, mantuvieron a los blancos. En cualquier caso, el Power llegó por delante al cuarto decisivo (54-59).
La hiperdefensa blanca al comienzo del último periodo, un triple de Tucker y una bandeja Llull empataron a 59, ayudados por las perdidas de balón y los errores de los valencianos. Faltaban siete minutos y medio.

Un triple de Savanovic y los rebotes ofensivos tras un tiempo de Pesic igualaron a 64 y luego a 66, empate deshecho por Richardson con un triple, undécimo de los suyos, la mejor baza de los visitantes.

Entre Llull y Prigioni devolvieron al Madrid al frente (72-71), pero Cook estaba destinado a romper el encuentro en los dos últimos minutos con un triple, una de dos y un tiro libre en minuto y medio. Ya no había hiperdefensa y los blancos estaban tocados.

Abajo en el marcador y en el último minuto, el Madrid se quedó sin recursos en ataque. Hoy, no hubo ni milagro Llull ni milagro Mirotic. Y Rafa Martínez con dos libres sentenció el 75-81. Valencia decidirá, o no, la próxima semana con dos partidos en la Fuente de San Luis.


Deja tu Comentario