2012-02-28 11:02 Real Madrid Por: Administrador

El prepotente Rosell vuelve a hacer el ridículo



Sandro Rosell no aprende y sigue cometiendo errores infantiles que podrán costarle su relación con el madridismo. El presidente azulgrana no sabe comportarse como tal, y una y otra vez deja en evidencia el tipo de persona que es. Así, el último capítulo se escribe en la final de la Copa del Rey de baloncesto celebrada en el Palau Sant Jordi. El máximo representante azulgrana se acercó a recibir a Florentino Pérez a su llegada al santuario culé, al que inmediatamente mandó un dardo muy envenenado: "Florentino, ¿cuántas Copas del Rey de baloncesto tienes?" El silencio se hizo palpable. Ninguno de los allí presentes habían vivido una escena tan escabrosa entre ambos dirigentes. Rosell había perdido el norte.

Florentino mantuvo las formas e intentó dejar de lado la ironía de Rosell, pero la verdad es que no hubo complicidad entre ambos, y el diálogo fue mínimo. El gesto no gustó al presidente del Real Madrid, que ve como poco a poco su relación con su homólogo culé se enfría hasta el punto de ser nulo. Atrás quedan los tiempos en los que el máximo representante azulgrana pedía consejos a Florentino o incluso cuando este ayudaba al madridista en sus negocios con Ronaldo cuando aún era ejecutivo de Nike en Brasil.



La relación entre los dos presidente se mantiene en un hilo, y es que en la casa blanca no van a consentir los descréditos de Sandro Rosell. Aquella vez fue el resultado el que le dejó en evidencia, ganando el Real Madrid el título y en la casa azulgrana. El representante culé quedó retratado, y ya no tuvo ni fuerzas para preguntar a Florentino por la final de la Copa del Rey de fútbol. Se había equivocado una vez más. La boca y su forofísmo le hacía perder de nuevo los papeles, dejando a las claras que no está a la altura de una institución como la del Fútbol Club Barcelona. 


Deja tu Comentario