2012-05-27 20:05 FC Barcelona Por: Administrador

El presidente turista (V)



Las habilidades de Perrín
El directivo de viajes, Albert Perrín, y el secretario técnico, Txiki Begiristain, estuvieron presentes en el sorteo de la fase previa de la Champions League 2008-09 en Suiza. Su misión allí, al margen de disfrutar del viaje y figurar, era convencer a los representantes del Wisla de Cracovia y del el Beitar de Jerusalem, de cuyo duelo saldría el rival del Barça, para que aceptaran jugar el partido de vuelta en el Camp Nou y así hacer coincidir el choque con la asamblea de compromisarios en la que Laporta tenía pevisto poner su cargo a disposición de los socios. Nada. Capacidad de convicción, cero. Viajar, viajaban. Trabajar y conseguir logros favorables a los intereses del club, poco o nada. Perrín había estado en Hong Kong poco antes inaugurando una nueva escuela de fútbol. Es posible que tuviera problemas con el jet lag… o que estuviera estresado de tanto viaje.

Florencia en familia
En la edición de Sport del 31 de julio de 2008 podía leerse que al amistoso del Barça en Florencia Txiki Begiristain acudió con su mujer, al igual que Perrín, que además viajó con su hija en compañía de los hijos de Yuste. Un viaje muy familiar y entrañable.

9 viajeros a Cracovia
El primer viaje de la temporada 2008-09 a Cracovia sirvió para que se estrenaran los nuevos directivos llegados para cubrir las bajas de Soriano, Ingla y compañía. Con Rafael Yuste como jefe de expedición, viajaron a Polonia Jordi Torrent, Xavier Bagués y Josep Antoni Colomer junto al fijo Albert Perrín, Txiki Begiristain, Raúl Sanllehí, Manuel Estiarte y Sala i Martín, en una faceta más propia de un gorrón que de un controlador del gasto de la directiva.



Y 8 a Donetz
Siete directivos se desplazaron con el primer equipo a Donetz en octubre de 2008. Con al presidente viajaron a Ucrania los especialistas en viajes, Perrín y Borràs, junto a los cuatro nuevos: Bagués, Auset, Colomer y Torrent. Les acompañó el nuevo director general, Joan Oliver, no se sabe bien para qué,  rompiendo las costumbres de su antecesora, que apenas viajaba con el primer equipo. Oliver demostraría en los meses posteriores su afición a los aviones. Era uno de sus puntos de conexión con Joan Laporta.

Mosen Ballarín, premiado con un viaje
Después de su emotivo discurso pro Laporta en la gala fin de fiesta que cerraba la campaña de la moción de censura, Mosen Ballarín obtuvo el premio de un viaje al Sporting-Barça invitado por el club, que no por Laporta. De bien nacido es ser agradecido. Y Laporta lo fue siempre con sus incondicionales.

Txiki, Perrín, Costa y Sanllehí, a Argentina
El 7 de octubre de 2008 el secretario técnico, el directivo, el técnico y el director de fútbol se desplazaron una semanita otra vez a Buenos Aires para controlar las actividades del Atlético Luján. Buenos Aires fue siempre una plaza muy bien valorada por los amantes de la sección viajes de la junta directiva de Laporta. Para darle sentido al desplazamiento Txiki manifestó que “ahora mismo varios clubs argentinos ya nos piden jugadores del Barcelona Luján”. Han pasado cuatro años desde esa sentencia y seguimos a la espera de confirmar el futuro esplendoroso de los chavales de la cantera blaugrana en Argentina. De momento, no llega ninguna noticia sobre el asunto. Voces autorizadas desvelaban off the record que la expedición tenía también como misión negociar con las autoridades argentinas la dosificación de Messi en los encuentros amistosos de su selección. A la vista de los resultados la negociación fue un fiasco.
El 14 de octubre de 2008 se planteaba pelikano.es: “¿Realmente ha sido necesario el desplazamiento de cuatro personas para 'sellar' un pacto con la AFA que ya estaba sellado desde julio pasado y que además afirma la AFA ahora que no está firmado? Si entonces, cuando se estaban negociando con la AFA los condicionantes para la cesión de Leo Messi a los Juegos Olímpicos de Pekín, nadie del FC Barcelona voló a Buenos Aires o a Beijing pese a la relevancia del tema, ¿por qué meses más tarde el club sufraga los gastos de viaje de Txiki Begisristain, Raül Sanllehí, Albert Perrín y Pepe Costa? Si la AFA, un organismo que tiene palabra, aseguró en julio que Messi no sería convocado para los amistosos de la albiceleste, ¿para qué tanto revuelo, máximo si en julio el Barça dio por bueno el pacto de entonces? ¿No bastaba, si es que el Barcelona no se fía o fiaba, que una sola persona hubiera ido ahora a la sede de la AFA? Semejante despliegue sólo tendría sentido si es para dejar atado o encarrilado un fichaje. Porque ir a ver cuatro partidos en la Escuela es un argumento que no se sostiene; además, los niños habrían querido seguramente que les visitara alguno de los cracks del primer equipo barcelonista”. Curiosamente, Perrín dijo en Argentina que el Barça no buscaba allí cracks como Messi. ¿Qué buscaría entonces?



Importantísimo viaje a Los Ángeles
A mediados de octubre de 2008 el equipo blaugrana de basket, llamado entonces Regal por la gracia del presidente, se desplazaba a Estados Unidos para disputar dos amistosos ante los Lakers y los Clippers. Cinco años atrás, cuando la NBA se personó en Barcelona, Laporta y su directiva la ignoró olímpicamente pasando incluso de asistir al encuentro que los Grizzlies, con Pau Gasol, jugaron en el Palau Sant Jordi contra el Barça tricampeón. Para ir al Sant Jordi no hacía falta coger el avión. Para desplazarse a Los Ángeles, sí. Por eso se movilizó el presidente, el mismo al que tanto costaba verle en el Palau Blaugrana, y nada menos que diez expedicionarios entre directivos y ejecutivos. Era un viaje que valía la pena. Una pasadita por Estados Unidos de tanto en tanto y a la salud de los socios siempre va bien.

¿Cabrán todos en el Staples Center? Se preguntaba Joan Poquí en Mundo Deportivo el 14 de octubre de 2008. “La pasada semana, para supervisar la labor del Luján y para negociar con la AFA, se desplazaron hasta Argentina cuatro embajadores . Ingente cantidad de trabajo para tan pocos y esforzados currantes, teniendo en cuenta que en este tipo de expediciones prácticamente no hay horarios y el desgaste es enorme. En la presente semana, el Regal (antes FC Barcelona de basket) juega en Los Ángeles un torneo contra la NBA en pleno. Viajará Joan Laporta al frente de una expedición reducida: 'sólo' diez, entre directivos, ejecutivos y gente de la Comissió Social (lo que en época de Gaspart se denominó 101 Dálmatas). La crisis se nota. Que se anden con cuidado en la NBA: Laporta fue a tocar la campanita en la Bolsa de Nueva York y ya ven la que se ha liado en las finanzas internacionales”.

Demasiados viajeros
Ángel Zaplana publicaba el 2 de noviembre de 2008 una opinión en la sección de cartas al director de El Periódico en la que pedía al presidente que “explique por qué viaja tanta gente en nombre del club y con el dinero que abonamos los socios. Es vergonzoso, y más en tiempos de crisis, que vayan 10 personas a Miami para ver un partido amistoso de baloncesto, y que se desplacen 4 a Argentina para tramitar el permiso de un jugador, y 7 a Basilea para el encuentro de la Liga de Campeones. Sepan ustedes que a muchos socios nos cuesta un gran esfuerzo económico pagar el carnet”. Como diría Schuster, “no hace falta decir nada más”·.

Otra vez a Estados Unidos
Laporta volvió con el primer equipo de Sevilla llegando a El Prat a las tres de la mañana. A las once estaba nuevamente en el aeropuerto para embarcar rumbo a Estados Unidos con la intención de asistir en Nueva York a la presentación del informe anual sobre el Sida que tendría lugar en la sede de las Naciones Unidas, el escenario mediático ideal para potenciar su propia imagen en el mundo. Allí podría ampliar su cuota mediática dejándose entrevistar por las principales cadenas de televisión norteamericanas. Pero no iba solo, por supuesto. Le acompañarían en tan magno acontecimiento Marta Segú, su prima,  Albert Perrín, Christelle Boulanger, Miquel Terés y Xavier Sala i Martín, faltaría más. Joan Gamper estaría muy orgulloso de lo que estamos haciendo”. Eso nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que Gamper fundó y dio vida a un club de fútbol y no a una ONG ni a una agencia justificadora de viajes.

De visita en el Parlamento Europeo
Presidir el FC Barcelona tiene estas cosas. Y Laporta no escatimó esfuerzos para asumir iniciativas que le permitieron representar al club en los grandes foros internacionales. En este caso, la UNESCO. En Bruselas se presentó está vez para colaborar en la lucha contra el racismo. Y no fue solo. Le acompañó el vicepresidente Rafael Yuste y, claro, su prima Marta Segú, directora general de la Fundació FCB por deseo expreso del presidente, que luego se iría a Munich para reunirse con sus amigos de la ECA.

El presidente de Mali recibe a Laporta
Después de inaugurar un centro XICS en Bamako, Joan Laporta y su prima Marta Segú fueron recibidos por el presidente de la República de Mali, Amadou Toumani Touré en el Palacio Presidencial de Bamako. Una experiencia inolvidable para alguien que estaba disfrutando de los mejores años de su vida a costa del FC Barcelona.

14 directivos en el 2-6
Una cifra respetable teniendo en cuenta que en el desplazamiento no había más acto oficial que la comida de directivas y el propio partido. Resultado al margen, el viaje fue tan placentero que las mujeres de los directivos también disfrutaron de un trato exquisito por parte de la directiva blanca, siendo invitadas a una comida paralela de damas. En ausencia de la esposa del presidente por razones obvias, Magda Oranich ejerció de primera dama blaugrana.

Sólo cuatro para papear
En marzo de 2009 la plana mayor de la directiva se dio cita en Lyon en uno de los restaurantes más caros del mundo, a 400 euros el cubierto. Lo debieron pasar muy bien. Quizá por eso Magda Oranich, ex síndica del soci, feliz directiva y turista de nuevo cuño, mostraba su indignación en El Club de TV3 porque la junta del Chelsea sólo había invitado a cuatro directivos del Barcelona a la comida institucional previa al choque que el Barça debía jugar en Stamford Bridge en 2009. Teniendo en cuenta que la plana mayor de la directiva azulgrana se había desplazado a Londres, una docena de directivos se quedarían sin participar en el único acto institucional previsto en ese desplazamiento. Oranich estaba enfurecida porque Laporta, mucho más generoso con el dinero de sus socios, invitaba al Drolma a los que hiciera falta. Magda Oranich viajaba acompañada por su marido, ocupante de una de las plazas VIP reservadas al FC Barcelona en el palco del Chelsea junto a uno de los socios de Laporta en su negocio privado. La señora directiva no ocultó en TV3 su disgusto porque en esas comidas “nos lo pasamos muy bien”.

Decisiones en las nubes
En julio de 2009 Joan Laporta se agenció un jet privado y se fue a Donetz (Ucrania) llevándose a Txiki Begirirstain, Raúl Sanllehí y al directivo Rafa Yuste con él. Llegaron al destino (unas cuatro horas) se reunieron con el presidente del Shaktor Donetz y pidieron precio por Chygrynskyi. La respuesta no fue del agrado de Laporta. Demasiado dinero. Comieron y se dirigieron al aeropuerto para regresar a Barcelona. Fue entonces, en el viaje de vuelta, cuando según cuenta la leyenda Laporta sugirió al piloto desviarse de su trayectoria para que aterrizara en Milán. Ese día Laporta pactó con Moratti el trueque Eto´o-Ibrahimovic. Así ha funcionado el Barça, a golpes de inspiración de su presidente, en este caso mientras estaba en las nubes.

Multitudinaria gira USA 2009
Quizá porque ya veían próximo el final de sus prebendas, la gira del primer equipo por Estados Unidos en agosto de 2009 superó los límites de la decencia. Ya les daba igual. Además, los chicos de Guardiola habían ganado el triplete y eso les daba derecho a ellos a disfrutar de su posición de privilegio a lo grande. A diferencia de lo que ocurrió en la primera gira americana de 2003, en la que ningún directivo viajó con el equipo, Laporta se llevó a Los Ángeles, Seattle y San Francisco a diez directivos, buena parte de ellos en compañía de mujeres e hijos, entre ellos Yuste, Sala i Martín y Magda Oranich. Quizá por ello el director general, el director de fútbol y el secretario técnico optaron por seguir su ejemplo. La casa era grande y pagaban los socios. El presidente no se llevó ni a su mujer ni a sus hijos. Sólo a su prima, la que había colocado en la Fundación. Así Laporta pudo ampliar su álbum de fotos retratándose ante la prensa sobre una Harley Davidsson de la policía de Los Ángeles y, a falta de Bill Gates que le atendiera, consiguió una audiencia con su padre en el mismo Microsoft. Algo es algo. Los niños de los directivos y empleados y sus papás pudieron disfrutar como en el Camp Nou jugando a fútbol a lo grande y a puerta cerrada, porque la transparencia no deseaba pruebas, y las mujeres pudieron ir de compras. Viaje redondo. Mundo Deportivo publicaba el 4 de agosto de 2009: “Pep dio fiesta a sus jugadores por la situación que se vivió en el hotel, donde una multitud de directivos y familiares se pasaba el día comentando lo divertido de sus continuas excursiones por la ciudad. Los jugadores acabaron teniendo la sensación de estar “castigados” y no bajo un régimen de concentración habitual, alterado en este caso por la convivencia junto a un grupo tan numeroso de acompañantes disfrutando de unas auténticas vacaciones”.

Otro equipo a Milán
En septiembre de 2009 Laporta se llevó a diez directivos al estreno europeo del Barça en San Siro. Ferrer, Yuste, Boix, Perrín, Bagués, Auset, Oranich, Colomer, Font y Torrent. ??Y, por supuesto, Joan Oliver y Raúl Sanllehí. Todo a lo grande.

De Kuwait a la Diada
Leído en Mundo Deportivo el 11 de septiembre de 2009: “Joan Laporta participará hoy en los actos institucionales del club con motivo de la Diada de Catalunya tras un viaje a Kuwait por invitación del organizador de un torneo de fútbol indoor que se celebra en dicho emirato árabe”. Es admirable. La organización de un torneo de fútbol sala en Kuwait conseguía movilizar al presidente del Barça. Esa era la versión oficial. Y seguro que había otra versión extraoficial. Pero esa no se hizo pública. Proseguía la información de Mundo Deportivo: “En Kuwait, donde se desplazó junto al vicepresidente deportivo Rafael Yuste y su hermano y también abogado Xavi Laporta, el presidente azulgrana fue recibido el pasado miércoles en audiencia por el cabeza de estado, el jeque Sabah Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah, en el Palacio Seif. Posteriormente, Laporta presenció desde el palco de autoridades uno de los partidos del Torneo Indoor Ramadhan, asimismo en Ciudad de Kuwait”. Habían pasado un par de años desde que Laporta coló a su suegro y a su cuñado como “representantes del Barça” en un viaje realizado a Oriente Medio. Esta vez se hacía acompañar por el directivo Rafael Yuste e introducía a su hermano.
Hay que ser muy ingenuo para creer que Joan Laporta puede ser recibido por el jefe de estado de Kuwait y disfrutar de asiento en un palco de autoridades por ser quien es y no por ostentar la representación del FC Barcelona. Por tanto, si su estancia en Kuwait era institucional, como se vendió, la presencia de su hermano estaba de más.
Mundo Deportivo se encargó de confirmar el carácter culé del nuevo viajecito presidencial: “En comparecencia de prensa, saludó con 'ramadán kareem' ('feliz ramadán') y aseguró que "el Barça podría tomar parte en este certamen deportivo en el futuro”. ¿A quién querría engañar? Una mentira detrás de otra.

Inspector Perrín, en Abu Dhabi
Mientras Perrín se entretenía en Abu Dhabi inspeccionando las instalaciones en donde el Barça disputaría en diciembre el Mundialito de clubs, Laporta se llevaba a 8 personas a Nueva York para compartir el día Mundial del SIDA. Luego se fue a Milán para prestigiar con su presencia la semana de la moda y, más concretamente, la jornada dedicada a Uzbekistán, claro. Luego Perrín se iría con Sanllehí a Argentina de nuevo para seguir las evoluciones de Leo Messi con su selección ante Perú y Uruguay.

Fin de fiesta en Argentina
Después de darse una vuelta por México y Ecuador huyendo del escándalo del espionaje perpetrado contra cuatro de los cinco vicepresidentes del club, Joan Laporta se dejó caer por Argentina como última escala de su periplo americano antes de regresar a casa. Allí aprovechó para entrevistarse con el padre de Leo Messi, según Sport, para estrechar lazos entre la fundación del club y la del jugador a partir de unos terrenos en donde se crearía un XICS. Joan Oliver había volado a Nueva York y luego acompañó al presidente por México, en donde vive una de sus hijas, Ecuador y Argentina. Luego volvería a acompañarle a Burkina Faso y se haría habitual en los desplazamientos del primer equipo.

Perrín, sin pasaporte
A Kiev se fue Laporta con Alfons Godall, Rafael Yuste y Albert Perrín, Jordi Torrent, Xavier Bagués y Patrick Auset, Raül Sanllehí y Txiki Begiristain. Por supuesto, compartieron viaje Xavier Arbós y Xavier Puig, amigos y socios del bufete de abogados y de otros negocios con Laporta. La expedición, según explicaba Mundo Deportivo, partió con media hora de retraso porque Albert Perrín, el directivo con más horas de vuelo, se dejó el pasaporte en casa.

Oliver, de celebración familiar…
Lo explicaba Emilio Pérez de Rozas en Sport el 18 de diciembre de 2009: “Joan Oliver, director general corporativo del Barça, y su esposa, Elisenda Oliva, han celebrado el 35° aniversario de su boda en Abu Dhabi. La pareja sólo lamentó no poder brindar con cava, pues en el hotel no tenían espumoso catalán. Lo hicieron con champán”. Sí señor, champán francés a la salud de los socios-propietarios del FC Barcelona, los mismos que le pagaban al caballero en cuestión 900.000 euros anuales. En Abu Dhabi, por cierto, según información de Miguel Rico en Mundo Deportivo, “el departamento de protocolo del Barça tuvo que moverse con diligencia y efectividad cuando un directivo se negó a pagar los extras de la habitación”. Faltaría más. Que pague el soci.

…Y en Los Ángeles
Lo explicaba Miguel Rico el 12 de febrero de 2010 en Mundo Deportivo: “El viernes de la pasada semana ya se suspendió la reunión de la Comisión Delegada del FC Barcelona y hoy las cosas podrían terminar del mismo modo. Ocurre, por una parte, que Joan Oliver, director general y asistente clave al encuentro, está de viaje profesional en Los Ángeles y, al mismo tiempo, el presidente Joan Laporta está disgustado con las filtraciones que viene observando tras las últimas reuniones”. El presidente mostraba así su dependencia hacia Oliver, muy aficionado él a distraerse en territorio norteamericano. Esta vez fue a contratar un amistoso de Los Ángeles Lakers en Barcelona. Cuando la NBA vino a la ciudad condal Laporta ni se dignó a recibirles. Aunque claro, si se trata de que el director general vaya a buscarles a Estados Unidos, se suspende la reunión de la delegada sin ningún problema. Era evidente que el club no funcionaba si Oliver no tomaba decisiones, y reunir a la Delegada sin el que tomaba las decisiones (alguna de ellas a espaldas del presidente) parecía no tener sentido.

 

 

MAÑANA, PRÓXIMO CAPÍTULO

La trama del espionaje

 

VER CAPÍTULOS ANTERIORES


Deja tu Comentario