2013-12-24 10:12 Real Madrid Por: Administrador

El primer duelo Mourinho-Özil acaba en tablas



Si alguien se esperaba ver un partidazo entre Arsenal y Chelsea se llevó una buena desilusión al término del partido. Porqué el 0-0 final resumen muy bien lo que fue el partido: un auténtico tostón.

El Chelsea fue ligeramente superior al Arsenal en la primera mitad. Los de 'Mou' consiguieron maniatar el centro del campo 'gunner', que movía la pelota con demasiada lentitud y horizontalidad. No pasaba nada y el balón no se acercaba a las áreas, por lo que el Chelsea de Mourinho era feliz: esperaba ordenado en su campo y amenazaba en salir a la contra al mínimo despieste de los londinenses. Tal fue así, que en una de esas Lampard envió un disparo al travesaño de la portería defendida por Szczesny.



Özil, por su parte, pasturó sobre el terreno de juego como hace en todos los partidos importantes. Si contra equipos menores se ha hartado a dar asistencias y a marcar goles, en estos tres últimos partidos que el Arsenal ha tenido que jugársela contra los 'grandes' de la Premier, no se han tenido noticias del alemán. Y su equipo lo ha pagado ya que ha perdido el liderato después de no conseguir ninguna victoria en estos tres encuentros.

A falta de cinco minutos y para alimentar un poco más el bochornoso espectáculo que ofrecieron ambos equipos -en lo que muchos consideran la mejor liga del planeta-, Mourinho cambió a su delantero centro, Fernando Torres, por David Luiz, un central.


Deja tu Comentario