2015-05-29 23:05 FC Barcelona Por: Administrador

El problema no es el entrenador, el problema es Leo Messi



Fede Peris

Si pudiera volver a empezar, seguramente Florentino Pérez cambiaría de estrategia y haría con Leo Messi lo que en su momento hizo con Luis Figo, un jugador con un nivel muy inferior al del argentino y, por supuesto, mucho menos decisivo. Si pudiera volver a empezar, se hubiera dejado de Cristiano Ronaldos, Bales, Benzemas, Illarras y compañía y se habría lanzado directamente a la caza y captura de Messi. ¡Le hubiera salido más barato! Minusvaloró a Messi, pensó que con Cristiano Ronaldo podría neutralizar su efecto devastador, y se equivocó.

Cambia de entrenadores como si cambiara de camisa. Pero el problema sigue ahí. El problema es Leo Messi, y contra eso no hay nada que hacer. Misión imposible. Ahora fichará a Rafa Benítez, pero con poca convicción. Porque sabe que el problema sigue vivo y no se va a resolver cambiándole la cara al inquilino del banquillo del Bernabéu. Por eso Manu Carreño explicaba ayer en la Cope: "Este año no hablamos de Bale, de Cristiano, ni siquiera el entrenador. Hablamos de Florentino porque nadie entiende que le haya echado. Ni siquiera ganando les ha valido. En la calle, las encuestas, las tertulias, no hablan tanto de los jugadores, sino del presidente". Y es que Florentino Pérez empieza a notar una sensación que le es familiar. Ya le ocurrió cuando decidió poner fin a su primera etapa como presidente del Real Madrid. Compra, gasta, ficha... pero los resultados no llegan. Se acumulan las temporadas en blanco y los títulos se festejan como proezas porque en su Real Madrid coleccionar títulos se ha convertido en poco menos que una hazaña. Ni ha conseguido acabar con el ciclo del Barça ni abrir uno nuevo blanco.



Y ahí sigue Messi. En el otro equipo. Florentino Pérez ha buscado con desesperación al Di Stéfano de su época y sólo ha dado con Puskas. El Di Stéfano de ahora viste de azulgrana y ya es tarde para teñirle de blanco.

Deja tu Comentario