2012-09-12 22:09 Real Madrid Por: Administrador

El PSG ya no es una amenaza para el Madrid



Una de las máximas del presidente francés al llegar al poder fue la inminente instauración de un sistema tributario que hiciera pagar una alta cantidad de dinero a los más ricos. Durante mucho tiempo se especuló con que no cumpliría con la promesa. Pero ha confirmado que sí.

Y lo ha confirmado asegurando que "no habrá excepciones", por lo que el PSG aparece en todos los pensamientos del país vecino como un enorme "problema" a resolver para el fisco. El nuevo sistema establece que todo aquel que cobre más de un millón de euros deberá tributar un 75 por ciento (sí, han leído bien, 75 por ciento) durante los años 2013 y 2014. ¿Qué significa esto para un club de fútbol cuyo dirigente es un Jeque árabe con el dinero por castigo, se preguntarán? 



La respuesta es muy sencilla. La pasada temporada, el PSG, que quiere ser como el Madrid o el Barça deportivamente hablando, se gastó 43 millones de euros en el mediapunta argentino Javier Pastore. Este año se ha gastado 62 en Thiago Silva, defensa brasileño del Milan, y el sueco Zlatan Ibrahimovic. En cuanto a sueldos, Pastore cobra 20 millones de euros brutos por año; Silva se lleva 8 limpios y Lavezzi o Menez, otras figuras del equipo, tienen fichas de 18 y 15 'kilos' brutos por temporada. El sueldo más astronómico es el de Ibra, que cobra unos 13 millones de euros netos.

Según 'SPORT', de acuerdo con la nueva fiscalidad, estos altos salarios suponen que el club se tendrá que gastar aproximadamente 146 millones de euros sólo en las fichas de las cinco principales estrellas de la plantilla. La cifra podría superar los 300 millones si hablamos de pagar por completo los sueldos de todo el equipo.

¿Es esto asumible? Sólo con leer los números uno se marea y piensa que será imposible mantener los contratos firmados hace tan sólo unos meses por Ibrahimovic y Thiago Silva, pero esa decisión corresponderá al Jeque Al Thani. El PSG corre el riesgo de ir para atrás en cuanto al camino recorrido a golpe de billetera para intentar equipararse a los equipos más grandes de Europa y lo que es más grave, tendrá que hacer frente a gastos descomunales para evitar que sus estrellas opten por huir del país, algo que algunas personalidades millonarias y ajenas al deporte ya se están planteando en Francia.



Otra consecuencia, y esta alegrará mucho a los madridistas, es que el conjunto galo dejará de ser un enemigo para el Madrid. Hace unos días contábamos que Cristiano Ronaldo le transmitió a Florentino Pérez una oferta del club parisino con un sueldo de 20 millones limpios para él. Ahora es bastante complicado que eso pudiera cumplirse en la realidad.


Deja tu Comentario