2012-09-13 21:09 FC Barcelona Por: Administrador

El puto amo del show friki



En Barcelona no tenemos estos problemas. Por estos lares no se estilan entrenadores de esos que van metiendo el dedo en el ojo. Y con la estrella de aquí nos divertimos mucho viéndola en el campo, pero nos aburrimos cuando sale de él. Éste no dice que es el más guapo, más rico y más bueno del mundo. Tampoco llama anormales a los aficionados que le mentan el nombre de algún rival. Ni se atreve a decirle a un campeón del mundo: "¿y tú quién eres?". Ni a preguntarle a un rival modesto: "¿y tú cuánto cobras?". Cuando pierde no dice aquello de "robar y robar" acompañándolo con un gesto de mano. Tampoco se acuerda de lo que estaba haciendo Cristiano Ronaldo hace un año porque le importa un rábano. Ni enseña su pierna o sus musculitos cuando marca un gol. Ni siquiera aprovecha alguna de sus genialidades para adjudicársela en exclusiva golpeándose el pecho: "yp, yo y yo". Nunca se ha atrevido a decir que es mejor que Cristiano. Ni se atreveria a decir que "los que me critican no entienden de fútbol", porque le da igual. Será Balón de Oro tanto si le critican como si no, porque depende de él, no de lo que digan de él. Ni manda callar al público rival ni le provoca con gestos pidiendo más insultos, porque eso a él no le motiva. NI dirá nunca que es mejor que Cristiano ni que merece el Balón de Oro porque eso no lo debe decir él, no es cosa suya. Ni pone caras raras cuando no gana un galardón individual al que está nominado. Ni coge rabietas cuando su espejo mágico no le dice que él es el más guapo. Tampoco se le ocurriría decir que él es el primero, el segundo y el tercer mejor jugador del mundo. Ni cuestiona a su entrenador porque no le gusta su estilo de juego. Ni...

En fin, amigo Ángel, que entiendo que en la capital os lo paséis bomba con vuestro héroe friki mientras aquí nos aburrimos con el coleccionista de Balones de Oro. Aunque envidia, la verdad, ninguna. Entiendo perfectamente que vuestro príncipe esté triste, ¿Qué tendrá el príncipe? Y que andéis todos preocupadísimos. Me hago cargo de que alguien que es capaz de decir, sin ruborizarse, que "ser el futbolista más caro de la historia me hace feliz" puede sentirse triste por cualquier bobada. Por ejemplo, porque su equipo no juega para él como lo hace el Barça para Messi. Por ejemplo porque piensa que a Iniesta le regaló el Premio UEFA el Barça y el Madrid no movió un dedo por él. Por ejemplo porque sus compañeros van de campeones del mundo y no le aceptan como el rey de vestuario... Cualquier motivo vale, incluido el económico. Como diría Guardiola: ¡es el puto amo del show! Pero así no se gana el Balón de Oro. Alguien debería decírselo.



El de aquí, que responde al apellido de Messi, un día, es cierto, lanzó un balón contra el público en el Bernabéu. Malo, malo, malo. ¡Malísimo! Una cosa mala, de lo peor. ¡Intolerable! A lo mejor hasta va al infierno por eso.


Deja tu Comentario