2013-01-29 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

El "Qatargate" salpica a Rosell y Guardiola



Según la denuncia de la revista francesa France Football, Qatar compró la voluntad de determinados miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA que el 2 de diciembre de 2010 tenían la responsabilidad de elegir con sus votos la identidad del país organizador del Mundial 2022. Qatar competía con Estados Unidos. Logró 14 votos, seis más que la candidatura perdedora.

France Football explica que "entre presunciones de corrupción, compromisos, contradicciones, posibles cambios de las condiciones y una repentina lluvia de gasodólares, muchas preguntas se plantean sobre la transparencia del voto sorpresa de diciembre de 2010". La revista ofrece nombres de personajes sospechosos de corrupción, como Mohamed ben hammam, el ex presidente de la Comisión Asiática, o Julio Grondona, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino. Recuerda la revista que Qatar pagó 7 millones de dólares para organizar en Doha un amistoso Brasil-Argentina poco antes de celebrarse la votación. También aparece en el dossier Ricardo Teixeira, ex jefe absoluto del fútbol brasileño durante las últimas décadas, socio de Sandro Rosell en negocios poco claros y actualmente exiliado en Miami huyendo de diversos casos de corrupción que pesan sobre él. France Football se refiere a negocios bajo sospecha que montó con dinero procedente de Qatar, y ahí aparece Sandro Rosell, que en su etapa de director de mercadotecnia de Nike mantuvo una estrecha relación comercial con el ex presidente del fútbol brasileño. Según France Football, "la sociedad de Sandro Rosell, BSM, fue revendida por un valor de entre 6 y 7 millones de euros al conglomerado privado más fuerte de Qatar", aunque públicamente el presidente ha negado que la venta se haya realizado a Qatar y la ha fijado en Arabia o en Líbano, según la ocasión.

De Sandro Rosell dice France Football que, aunque no ostenta ninguna función ejecutiva en la FIFA, "sus contactos con Qatar intrigan y no son inocentes" y abre un interrogante sobre la sponsorización de Qatar en la camiseta del FC Barcelona, firmada bajo la presidencia de Rosell, y la futura publicidad de Qatar Airways.



En la investigación periodística de France Football aparecen otros nombres ilustres, como el ex presidente francés Nicolas Sarkozy y Michel Platini, presidente de la UEFA, que acudió a una reunión en Qatar y salió de ella cambiando su voto que originalmente iba a ser para Estados Unidos. Fue la reunión en la que se decidió que Qatar comprara el París Saint-Germain.

France Football saca a la luz otros nombres ilustres, como los de Pep Guardiola o Zinedine Zidane, embajadores de la candidatura qatarí: "las estimaciones de las primas que recibieron Guardiola y Zidane tras la elección varían de 11 a 25 millones de euros". Es el dinero que percibieron por dar su apoyo a Qatar publicamente y hablar bien del país ante cualquier pregunta que se les formulara sobre el tema. Pero hay más, los 20 millones por cabeza que, según France Football, se entregaron a cuatro miembros de la FIFA para conseguir el triunfo de Qatar en la votación.

La revista también deja caer que Qatar compró el voto de Ángel Villar, que apoyó la candidatura qatarí a cambio de que el mundo árabe apoyara la de España y Portugal para el Mundial 2018, que finalmente perdió ante Rusia. También se pactó un partido amistoso de España que se jugará el próximo 6 de febrero ante Uruguay en Doha.

France Football pone en duda que Qatar pueda organizar el Mundial 2022 y deja abierta la posibilidad a que sea Estados Unidos quien se haga cargo del evento.



En clave barcelonista, el escándalo no favorece en nada la imagen del FC Barcelona ligada a Qatar en el escaparate de su camiseta.


Deja tu Comentario