2013-11-02 22:11 Real Madrid Por: Administrador

El rayo fue el Madrid (2-3)



El Rayo Vallecano-Real Madrid fue fugaz en todos los sentidos. El ritmo fue trepidante desde el principio hasta el fin, las contras de los de Ancelotti mortíferas, el tesón de los de Jémez insuficiente pese a luchar por el partido hasta el final pese a comenzar con un 0-3 y es que la pegada de Cristiano, Benzema y Gareth Bale comienza a pesar en Liga.

El partido comenzó soberbio con un Rayo que pretendía mandar y mandaba y un Madrid que esperaba y acuchillaba. En el minuto dos dio la primera puñalada a los de Jémez con una contra vertiginosa. Cristiano desde la posición de lateral izquierdo en su campo se la daba a Modric y lanzaba un desmarque hasta el infinito por la banda izquierda y Modric se la pasaba al espacio para que el portugués como un cohete superara a Tito y se internara en el área para fusilar a Rubén y firmar el 0-1. Carta de presentación inmejorable.



Tras el gol el Rayo se volcó sobre la meta de Diego López, el Madrid no encontraba a Xabi Alonso y la circulación blanca era brevísima. Los problemas le crecían al Madrid cuando en el minuto 17 Coentrao caía mal sobre su tobillo y se lesionaba, aunque hasta la media parte aguantó el portugués sobre el césped. Ahí Jémez vio sangre y mandó a Lass centrar una y otra vez desde la banda de Coentrao y en una de esas pudo cambiar la historia pero un centro de Lass fabulosoacabó con gol del Rayo tras rematar Iago Falqué, pero Viera tocó el balón antes de entrar y este se encontraba en fuera de juego. El 1-1 no subió al marcador.

Y el Madrid asestó la segunda puñalada, contra perfecta guiada por Gareth Bale por banda derecha y centro para que Karim Benzema rematara de cabeza como si de Zamorano se tratara. Gol de ariete y nueva demostración de la pegada madridista.

 




 

Al descanso se llegaba con un buen Rayo que dominaba la posesión con un 68% pero que no podía hacer nada ante los velocistas blancos, velocistas que aparecieron de nuevo en la reanudación. A los tres minutos Gareth Bale luchó por una pelota imposible, el balón estaba prácticamente saliendo por línea lateral pero el galés con confianza alcanzó el balón y sirvió un balón de oro para que Cristiano firmara el 0-3. Tres chutes, tres goles.

A partir de ahí comenzaba otro partido, Paco Jémez tocó la corneta, puso una defensa de tres y el Rayo en pleno zafarrancho de combate provocó dos penaltis en cinco minutos, el primero de Pepe y el segundo de Marcelo. Ambos los convirtió Viera para dar esperanzas al Rayo y los de Jémez lo intentaron una y otra vez hasta el final, las tuvieron de todos los colores hasta tocando el poste en varias ocasiones, sin embargo, la pegada madridista asustaba. Ronaldo tuvo una en la segunda mitad, una doble ocasión en una contra que Rubén acertó a despejar en ambas ocasiones. Finalmente el Madrid supo sufrir y consiguió unos puntos muy importantes de cara al futuro.


Deja tu Comentario