2011-02-24 08:02 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid, a certificar el liderato



El equipo del italiano Ettore Messina, con el billete de cuartos en el bolsillo, persigue su quinta victoria en esta ronda ante un rival que no conoce el triunfo y que está descartado para seguir en liza, pero que tiene mimbres de gran nivel y quiere despedirse con honor de su incondicional afición del Arena de Belgrado en esta edición del torneo continental.

"Vamos a jugar contra un equipo peligroso", advirtió Messina, quien explicó que el cuadro de Vlade Jovanovic estuvo a punto de ganar en Siena al Montepaschi, frente al que perdió finalmente por tan solo tres puntos (77-74).



El entrenador madridista consideró que "el Partizán jugará sin presión, sin la responsabilidad de tener que ganar, y es capaz de hacer un buen baloncesto", por lo que confió en que su equipo de otro paso adelante y mantenga el buen tono mostrado en esta fase.

"Pese a que podemos estar un poco cansados tras haber jugado el jueves y el sábado la pasada semana, podemos incrementar nuestro ritmo y hacer una buena defensa", apuntó Messina, que, como sus jugadores, no quieren esperar a la última jornada para dejar zanjado el asunto del liderato.

Será, por otro lado, un encuentro muy especial para Novica Velickovic, que llegó al Real Madrid en 2009 procedente del Partizan y que se reencontrará con compañeros y con su anterior afición.



El balcánico manifestó que es un partido en el que hay "mucho en juego" para su actual equipo porque pueden "certificar el primer puesto" si vencen, "algo que sería muy importante".

"Aunque el Partizán no tiene la oportunidad de avanzar a la siguiente fase, disputarán su último partido en casa y querrán decir adiós a sus aficionados (en la Euroliga) del mejor modo posible, es decir, con una victoria", dijo el serbio, que logró con su ex equipo cinco títulos de Liga de su país, tres de la Liga Adriática y dos copas.

Velickovic destacó el "juego interior" del Partizán, al que calificó de "muy efectivo", y no solo por los pívots grandes, sino por otros jugadores como Jan Vesely, declarado por FIBA Europa el mejor jugador del continente en 2010, "que puede hacer mucho daño".

Para Messina algunos jugadores de su equipo que nunca han estado en Belgrado tendrán la oportunidad de adquirir una gran experiencia en este partido en una cancha donde se vive una atmósfera "especial".

El choque ofrece la oportunidad al base argentino Pablo Prigioni de alcanzar los 200 triples en la Euroliga. Tan solo necesita anotar uno. madrid-barcelona.com/EFE


Deja tu Comentario