2013-04-27 21:04 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid B también se lleva el derbi sin despeinarse (1-2)



Jose Mourinho ha demostrado esta tarde que ahora mismo sólo tiene en la cabeza el partido del martes que exige la remontada ante el Borussia Dortmund. La Liga no tiene ningún aliciente y el derbi ya no es lo que fue hace muchos, muchos años. Por eso el portugués ha puesto en acción al Real Madrid B con muchas novedades: Carvalho, Albiol, Essien, Nacho, Pepe por delante de la defensa, Kaká, Morata... ¡El Madrid B!

Los que le tienen ganas a Mourinho ya se relamían cuando Falcao inauguró el marcador en el minuto 3 aprovechándose de una posición de fuera de juego que el inefable Pérez Lasa no quiso ver. Parecía que el Madrid podía doblar la rodilla y los críticos empezaban a afilar sus cuchillos. Sin embargo, sólo fue un espejismo. El Madrid B también es mejor que el Atlético A, incluso sin Cristiano Ronaldo y con Pepe haciendo las veces de Xabi Alonso.



La alegría rojiblanca apenas duró diez minutos, el tiempo que tardó Di María en lanzar un golpe franco que acabó en el fondo de la red después de golpear en Juanfran. El empate dio alas al Madrid y acomplejó al Atlético, que veía que, una vez más, ganar al Real Madrid se convertía en misión imposible. NI siquiera con juego sucio el Atlético pudo imponer su ley. Y el Calderón la tomó con Pepe, al que le gritó "¡Asesino!" y "¡Pepe, muérete!" Pero, curiosamente, Pepe ha sido esta noche víctima y no verdugo de un tal Diego Costa, el indultado que no tendría que haber jugado este partido, que parece tener licencia para pegar.

Pérez Lasa, como es habitual en él, puso su granito de arena en el espectáculo buscando protagonismo a costa de Mourinho y repartiendo tarjetas a diestro y siniestro. A medida que avanzaba el partido ell técnico blanco fue "reforzando" el equipo dando entrada a Varane, Xabi Alonso y Modric, y el Madrid, lógicamente, fue de menos a más. Pero sin grandes demostraciones de poderío. Lo de esta noche en el Calderón no era más que un trámite irrelevante en Liga y también en Copa por lo que pudiera tener de aperitivo de la final copera, porque ese partido lo afrontará el Real Madrid con una alineación muy diferente. El entrenador y los jugadores parecían tener la cabeza puesta en el partido del martes, pero aún así llegó 1-2, casi sin querer, por medio de Di María, que ha redondeado su gran noche como protagonista directo de los dos goles blancos.

La racha continúa. El Atlético sigue gafado cuando tiene que tirar al blanco. No puede con los suplentes del Madrid ni en un partido intrascendente e inoportuno porque al madridismo lo único que le interesa ahora mismo es la remontada. Afortunadamente, este Madrid no necesita tirar de sus lesionados, como otros, para sacar adelante sus partidos. Cristiano es el mejor, pero sin él también se puede ganar al Atlético en su casa.



Nos vemos otra vez en la final de Copa para repetir la historia de siempre.

 

 

 


Deja tu Comentario