2015-09-15 20:09 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid brilla también en Champions (4-0)



Sergio Marco

Ganó el Real Madrid en otro gran partido del conjunto de Benítez, que está dando con la tecla. Venían los blancos de darse dos festines ante Betis y Espanyol, y el encuentro ante el Shakhtar no fue menos. Lo más positivo, la seriedad merengue y los tres puntos vitales teniendo en cuenta que el París Saint-Germain también ha ganado su partido.



El conjunto de Benítez entró algo tímido al partido, quizás por jugar ante un rival que vino al Santiago Bernabéu a intentar proponer fútbol. Pero pronto empezaría el festival creativo merengue. Las combinaciones ofensivas empezaron a fructiferar gracias a la movilidad de los atacantes blancos. El sistema ofensivo de Benítez es un enigma para sus rivales, y los Cristiano, Bale y Benzema se movían con libertad cerca del área ucraniana. El problema era concentrarse por el centro, aunque Benítez entendió que para eso el mejor antídoto era la subida de sus laterales. Con las proyecciones ofensivas de Carvajal y Marcelo el Real Madrid creó ocasiones, la más clara una de Benzema con el portero ya batido. 

El Real Madrid mostró, una vez más, una gran solvencia defensiva, y no ha encajado gol en los cuatro partidos que ha disputado. El Shakthar Donetsk apenas creó peligro y el equipo de Chamartín era el único que proponía. La lesión de Bale parecía que iba a congelar el encuentro. Pero cuando los focos le apuntaban, Benzema abrió la lata gracias a su olfato de delantero.

Las malas noticias se acumularon con las lesiones de Varane y Ramos, pero los jugadores que estaban sobre el césped siguieron concentrados en el partido. Además, sus sustitutos, Kovacic, Nacho y Pepe cuajaron un gran encuentro. El Shakhtar se quedó con un hombre menos después de una criminal entrada de Stepanenko. Pronto emergería un Cristiano Ronaldo devorador, que primero se dedicó a mostrar su otra versión, esa en la que rebosa calidad, jugando de espaldas y dando pases al espacio.



El portugués anotó otro hatrick solo cuatro días después de su festín en Cornellá. El hambre del mejor jugador del mundo parece que no tiene límites, y es ya el máximo goleador de la Champions League, tres goles por encima de Leo Messi. Casi todo fueron buenas noticias en un Madrid que no encajó, que ya es líder de su grupo y con un CR7 de nuevo estelar. Pero la nota negativa la pusieron las lesiones de Bale, Ramos y Varane. Pese a esto, hay que confiar en toda la plantilla del Real Madrid, porque este equipo ya está dando miedo a sus rivales. Ha empezado el camino hacia la undécima.


Deja tu Comentario